Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EMBALSES

Un alto cargo de Medio Ambiente visita Biscarrués

Conoció sobre el terreno las posibles afecciones que tendría el embalse, de cara a la aprobación del impacto ambiental, un trámite todavía pendiente.

El director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Jesús Huertas García, realizó ayer una visita técnica al emplazamiento del embalse de Biscarrués, en la provincia de Huesca, para conocer 'in situ' los detalles de esta obra ahora pendiente de evaluación ambiental, aunque no reveló cuándo se aprobará la declaración de impacto de la obra. El retraso de este trámite ha provocado las críticas de los regantes, ya que debía estar listo en julio.

En un comunicado, el Ministerio informa de la visita realizada por el responsable, que conoció sobre el lugar las características del anteproyecto de la obra de manos del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Rafael Romeo.

Reunión de trabajo

Antes de desplazarse allí, Huertas tomó parte en una reunión de trabajo celebrada en dependencias del Gobierno aragonés a la que asistió el director del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, Carlos Ontañón.

La presa de Ardisa fue el primer punto de la visita, tras lo cual el director general de Calidad y Evaluación Ambiental se desplazó hasta los terrenos donde el anteproyecto de Biscarrués localiza el embalse y, por último, al municipio de Erés.

Medidas para salvar Erés

A lo largo del recorrido por la zona de Biscarrués, el alto cargo ministerial analizó sobre el terreno las posibles afecciones al medio ambiente, y conoció las medidas previstas para evitar la inundación del núcleo de Erés. Según el Ministerio, el objetivo del anteproyecto es garantizar una mayor continuidad en las aportaciones hídricas al sistema de Riegos del Alto Aragón, la mayor comunidad de regantes del país y una de las mayores de Europa.

La evaluación de impacto tiene como finalidad garantizar que las afecciones del proyecto sean compatibles con el medio ambiente, evitar la inundación de las calles de Erés y respetar las actividades turístico-deportivas que se llevan a cabo en el río Gállego, donde se practica el 'rafting'.

El embalse de Biscarrués se llenaría tan solo en periodos de avenidas en el río Gállego, y mantendrá amplios resguardos y un nivel estable a lo largo del año, lo que reducirá las afecciones aguas abajo de la presa durante los episodios de crecidas.

Etiquetas