Despliega el menú
Huesca
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesUna avería en un AVE en Calatayud genera una cascada de retrasos en la línea

NUEVA LEGISLACIÓN

Los bares se inclinan por soluciones baratas para atraer a los fumadores

Los hosteleros temen invertir en terrazas de invierno y que luego cambien los requisitos. Las empresas de mobiliario se apuntan a la venta de estufas de propano desde 150 euros.

Una fumadora a la puerta de un bar.
Los bares se inclinan por soluciones baratas para atraer a los fumadores

Los bares y cafeterías de Huesca se resisten a embarcarse en inversiones para habilitar terrazas de invierno para fumadores ya que tienen muchas dudas sobre las condiciones que deben de cumplir, y de hecho el 80% de las llamadas recibidas en los últimos diez días por la Asociación de Hostelería han estado relacionadas con la ley antitabaco. Por ello, de momento, se han inclinado por soluciones más baratas.

Las empresas especializadas en mobiliario de hostelería han registrado en las últimas semanas un repunte de peticiones de presupuestos para entoldados, veladores o estufas, pero por ahora no se han visto reflejadas en las ventas. Y eso que la mayoría de las ya famosas 'setas' de propano que han colocado unos pocos bares y cafeterías cuestan unos 150 euros, aunque existen otros modelos con mando a distancia, con detectores de presencia... de 400 euros.

Una de las empresas que ofrece precisamente una variada gama de estufas es Moto Tractor Bitrián. Su dueño, Francisco Bitrián, explicó ayer que "nos ha llamado mucha gente de Huesca y de la provincia interesada, pero por el momento nadie está moviendo ficha porque las normativas no están muy claras sobre el modelo que hay que poner", resaltó.

Sertemat también vende estufas pero admitieron que por ahora el negocio "no se está moviendo mucho", según Merche Torrecilla. "La gente pregunta pero también tiene miedo a hacer una inversión y que luego reformen la normativa y la pierdan", añadió.

Ferretería Estallo ya ha vendido calefactores de pie en algunos establecimientos, como la cafetería del Palacio de Congresos. Por su parte, desde Base Refrigeración indicaron que no han tenido demanda hasta ahora ni de estufas ni de nuevas terrazas, "pero ni ahora ni en primavera ni en verano ni en otoño, por la crisis".

"Cuanto más barato sea, mejor"

Mientras, Lorenzo Mur, de Loft Espacios Creativos, aseguró que desde que se anunció la entrada en vigor de la ley también empezaron a recibir consultas para instalar terrazas de invierno "porque la gente parece que está cambiando de mentalidad". No obstante, también reconoció que la mayoría de hosteleros tan solo piden "que cuanto más barato sea, mejor, sobre todo en Huesca capital, porque en otras zonas turísticas sí que miran más el diseño". Pese a ello, confía en que poco a poco se vayan extendiendo "igual que ha pasado en otras ciudades europeas más frías que Huesca".

Laura Escartín, de Hotelba, también confirmó que no están recibiendo apenas solicitudes para renovar sillas, mesas y toldos de veladores. "Sí que ha venido gente interesada en estufas. En Huesca apenas hay, pero en las estaciones de esquí, por ejemplo, sí que hemos vendido", manifestó.

Por último, Pedro Araguás, de Toldos Sanz, afirmó que en estas últimas semanas "sí que hemos dado muchos presupuestos, pero la gente no se decide porque aún no tiene claro cómo hay que poner las terrazas y están esperando, aunque luego llegará el verano y ya no harán falta", apuntó. Y es que cree que los hosteleros de momento han preferido "bajar el toldo que ya tienen y poner una mesa con un cenicero, nada más". Su empresa dispone de modelos de estufas con detectores de presencia "que se apagan cuando se va la gente y así el hostelero no tiene que estar pendiente".

Frente a estas dudas, Fernando Lafuente, concejal de Fomento, subrayó ayer que la ordenanza municipal regula las condiciones que deben cumplir las terrazas de invierno y que "no pone nada que impida colocar estufas", aclaró.

Etiquetas