Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

RIBAGORZA

Finaliza la restauración de las pinturas de las fachadas de Casa del Barón, en Graus

Paralelamente a la actuación en la trasera, se ha ejecutado la rehabilitación exterior de Casa de La Daga, con un presupuesto de 100.000 euros aportados por el Gobierno de Aragón

Después de casi tres meses de trabajo, las restauradoras Elena Aquilué y Rosa Abadía daban por finalizada el día de Nochebuena la restauración de la fachada trasera de Casa del Barón, completando así la recuperación pictórica integral de los edificios más emblemáticos del entramado urbano de Graus.

Los trabajos, que se han realizado de forma paralela a los de rehabilitación de las fachadas frontal y lateral de la vecina Casa de La Daga, han tenido un presupuesto que ronda los 100.000 euros, subvencionados por la consejería de Presidencia del Gobierno de Aragón.

“Aunque no está propiamente en el conjunto de la plaza Mayor, la Casa de La Daga –que se encuentra lindando con la Casa de la Cultura- le da acceso desde la calle del Prior y el mal estado de sus fachadas y techumbres, aparte de que podía suponer un problema de colapso del edificio a medio plazo, tenía una gran incidencia visual sobre el conjunto, dando la sensación de que se encontraba inacabado”, explica la alcaldesa, María Victoria Celaya.Bolsas y desprendimientos

Más importancia incluso tenía la rehabilitación de la fachada trasera de Casa del Barón, que sigue un esquema pictórico similar al de la parte frontal. Al contrario de lo que ocurrió con la fachada que abre sobre la plaza grausina, en esta lateral no se había actuado en ningún momento y las paredes y sus pinturas presentaban un más que preocupante estado de conservación que se ha corregido ahora. “Nos encontramos una situación problemática –recuerdan las restauradoras- ya que la ornamentación pictórica presentaba un estado crítico, había colapsado en muchos y la capa pictórica presentaba preocupantes bolsas, abundantes desprendimientos y una generalizada inestabilidad estructural, con el mortero separado de los muros en muchos puntos de la fachada y una enorme dificultad para realizar nuestro trabajo”.

Un trabajo que se ha visto complicado por las condiciones meteorológicas de las últimas semanas y que ha consistido, en líneas generales, en la fijación de los materiales pictóricos, la limpieza y preservación de la capa pintada _-ornamentada con una singular decoración que completa los motivos de la fachada de la plaza Mayor con una serie de trampantojos arquitectónicos sumamente interesantes-, la inyección de morteros especiales para rellenar las bolsas, la fijación del mortero original que corría el riesgo de desprenderse y la reposición de elementos desaparecidos. El resultado ha sido espectacular y Casa del Barón luce ahora íntegramente su singular conjunto pictórico, único en el Alto Aragón.Alertan del estado del tejado

“Estamos muy satisfechas del trabajo realizado –apuntan Abadía y Aquilué- pero recomendaríamos una urgente actuación en la techumbre del edificio porque muchas de las patologías sobre las que hemos actuado provenían del mal estado del tejado, que filtra agua sobre la fachada”. Las restauradoras también apuntan la necesidad de realizar futuras campañas de rehabilitación en este y otros conjuntos. “Ahora –explican- hemos actuado sobre un conjunto al borde del colapso pero los edificios y las obras de arte van adquiriendo patologías sobre las que es interesante actuar cada cierto tiempo para evitar males mayores”.

En cuanto a Casa de La Daga, la obra ha consistido en el repicado y la limpieza del revoco de la fachada, la recomposición del alero, la sustitución de la carpintería y el cambio de las persianas por unas similares a las que se han colocado en ventanales y balconadas de la plaza Mayor.

Etiquetas