Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

HUESCA

El Centro de Recursos Tecnológicos se acaba sin que su contenido esté definido

Facilitará a las empresas el acceso a los sistemas de innovaciónHa sido financiado con cargo al Plan E y ha costado 649.000 ?.

Las autoridades visitaron las instalaciones del CRTI levantadas en el polígono Sepes.
El Centro de Recursos Tecnológicos se acaba sin que su contenido esté definido
JAVIER BLASCO

El Centro de Recursos Tecnológicos e Industriales (CRTI) que se ha construido en el polígono Sepes de Huesca con los fondos del Plan de 2010 ya está acabado. Ahora solo queda dotarlo de equipamiento y de contenido. El Ayuntamiento cederá su uso y gestión a la Confederación Empresarial Oscense Ceos-Cepyme, pero todavía no se ha determinado quién se hará cargo de su mantenimiento económico. El CRTI se ha concebido como una estructura de apoyo para facilitar a las empresas de la ciudad el acceso a las nuevas tecnologías, investigación e innovación.

El concejal de Desarrollo, Fernando Lafuente, señaló ayer que "este centro será lo que los usuarios quieran que sea". Según dijo después de las fiestas de Navidad se sentará en una mesa a todos los agentes e instituciones que pueden aportar material e ideas para que este centro se una herramienta útil a las empresas de la ciudad". Desde octubre, gracias a un convenio con el INEM, se está explicando a los futuros usuarios el objetivo del CRTI.

Definidos los contenidos, será necesario concretar su mantenimiento. "Su gestión se cederá a la Ceos, que se encargará de mantenerlo, lo que no quiere decir que el ayuntamiento no colabore", apuntó el concejal. Los responsables municipales llevarán a cabo gestiones con el ITA (Instituto Tecnológico de Aragón), la Universidad de Zaragoza, el Parque Tecnológico Walqa y el IAF ( Instituto Aragonés de Fomento) para propiciar la puesta en marcha del CRTI y asegurar su soporte económico.

Inversión "productiva"

El alcalde, Luis Felipe, comentó que esta es una inversión "productiva" que permitirá a las empresas tener un espacio para intercambiar tecnología, presentar nuevos productos y aplicar nuevos sistemas, surgidos, por ejemplo, del Parque Tecnológico Walqa". En este sentido, Felipe añadió que "aunque Huesca cuenta con un parque tecnológico, se pretende también acercar esa tecnología a los polígonos industriales".

Para Ignacio Almudévar, presidente de la FEPI (Federación de Polígonos Industriales), el CRTI puede ser la oportunidad de conseguir un acercamiento entre la empresa y la Universidad y las instituciones. "Puede ser una buena herramienta para fomentar la innovación, investigación y desarrollo de cara a la sostenibilidad de nuestras empresas en un mundo global donde hay que mirar por la internacionalización", dijo.

El CRTI está entre la calle Artes Gráficas y la ronda de la Industria. Cuenta con dos plantas en una superficie de 440 metros cuadrados con módulos que se adaptarán a los usos administrativos, comerciales e industriales que las empresas precisen. El centro se ha financiado con cargo al Plan E y ha costado 649.000 euros.

Etiquetas