Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

46 CONSEJO GENERAL

La JOC analiza en Huesca el contexto social y económico de los jóvenes

La Juventud Obrera Cristiana celebra en el IES Pirámide su 46 Consejo General y hoy recorrerá el Coso Alto en manifestación.

Participantes en uno de los talleres que ayer realizó la JOC en el IES Pirámide.
La JOC analiza en Huesca el contexto social y económico de los jóvenes
JAVIER BLASCO

Tienen entre 15 y 30 años, son cristianos, desarrollan una participación activa en la sociedad y desde el sábado hasta el miércoles celebran en Huesca su Consejo General. La Juventud Obrera Cristina (JOC) prepara en el IES Pirámide las líneas que regirán el trabajo de este movimiento en las diferentes ciudades donde está implantado hasta 2013.

El Consejo General, máximo órgano de decisión de la JOC, se reúne cada tres años y esta 46ª edición tiene un doble enfoque: la espiritualidad y los retos de la JOC en el actual contexto social, económico y eclesial. El programa de actividades, con talleres, grupos de trabajo y sesiones plenarias, gira sobre estos dos ejes.

Para dar a conocer su presencia en la ciudad han organizado una manifestación que hoy, a partir de las 19.30, saldrá de la plaza de Navarra y recorrerá el Coso Alto terminando en la plaza de Cervantes. "Se trata de dar una dimensión pública a lo que estamos haciendo", explicó el presidente general, Saúl Pérez, que está el frente del movimiento en Zaragoza.

El alcalde Huesca, Luis Felipe, el director general de Participación Ciudadana de Gobierno de Aragón, Ignacio Celaya, y el vicario general de la diócesis oscense, Nicolás López, inauguraron un encuentro que reúne a 150 delegados y representantes de la JOC llegados desde las once comunidades autónomas donde está activo el movimiento. La JOC, implantada en España en 1932, congrega a unos 800 jóvenes.

En Huesca, la presencia de la JOC es débil, según reconoció el presidente general. En su opinión, la escasez de militantes es un reflejo de la situación que sufre el asociacionismo juvenil, "que en los últimos años se ha reducido por la falta de compromisos y valores". Pérez incidió en el término militante porque en la JOC no hay socios o afiliados que pagan una cuota y se olvidan. "Todos los jóvenes participan al menos una vez a la semana en los grupos de trabajo", explicó.

Los participantes en el consejo general realizaron ayer talleres y espacios formativos donde abordaron los tres pilares de la organización, el mundo obrero y del trabajo, la iglesia y la situación de los jóvenes. "Trabajamos con jóvenes con dificultades económicas y situaciones laborales y vitales muy precarias", comentó Saúl Pérez. "La realidad no es buena, pero abre a la JOC un campo de acción", añadió.

Asimismo, apuntó que lo que diferencia a este movimiento con otros grupos de iglesia es que "aunque nos reunimos en parroquias, nuestra misión está en la calle". Pérez señaló que "muchos militantes estamos en asociaciones de vecinos, sindicatos y otras plataformas sociales para reivindicar los derechos de la juventud".

Etiquetas