Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PALMA DEL RIO, 35 - OBEARAGÓN, 30

Una derrota para cargar las pilas

El Obearagón se atasca en tierras andaluzas y pierde ante un buen Palma. El equipo de Nolasco comparte el liderato con el Teucro y Pilotes.

Un jugador del Palma del Río se eleva entre Esteban y Bertos, ayer, durante el partido.
Una derrota para cargar las pilas
DIARIO CóRDOBA

Hay que ver cómo cambian las cosas de una semana a la otra, el Huesca ante el segundo clasificado Pilotes se alza con el liderato en solitario de la categoría y el ARS Palma del Río ante uno de los colistas Ademar de León cayó derrotado de forma amplia. Y sin embargo, en el partido de ayer pareció todo lo contrario, ya que el ARS Palma jugó con una intensidad tal que anuló aun Huesca desarbolado. Defensa, portería y selección de lanzamiento en ataque fueron los argumentos que esgrimieron los pupilos de César Montes ante los de José Francisco Nolasco, que veía impotente como el equipo no encontraba la solución adecuada para ganar el choque.

Desde el inicio se vieron esquemas defensivos muy parecidos. El ARS con un cinco uno presionante y su rival que se colocaba en defensa 3:2:1 o en 6:0 con mucha presión, para evitar que los jugadores palmeños llegaran al la línea de seis metros con facilidad. Pero poco efecto iba darle aquello ya que los lanzamientos de Vermirovsky y las llegadas por el extremo de Dublino, además de algún que otro balón al pivote Teixeira, comenzó a darles el dominio en el marcador. Álvarez no tenía los huecos necesarios en ataque para poder ensayar su cinta y lanzamiento, y cuando lo hacía se encontró con un Manu López que volvió a tener una actuación brillante. En poco más de diez minutos el ARS puso cinco goles de ventaja, 8-3, obligando a Nolasco a agotar su tiempo muerto e intentar reestructurar el grupo.

Sentó a Bertos y sacó a Salinas al lateral derecho encomendando el otro lateral a Sladic. El equipo funcionó mejor en ataque y la efectividad de Sladic se hizo notar en muy poco tiempo al igual que el aporte de Ancizu de cara a la portería. Esto permitió reducir las diferencias a tres goles, 10-7 en el minuto 17, y obligó al técnico local a reestructurar también su defensa. El Palma ató a Bartolomé y el pivote non encontraba balones. Pese a ello, los cordobeses no se iban en el electrónico, aunque sí cerraban los primeros 30 minutos con 18-15 de ventaja.

Tras la reanudación del choque poco iban a variar tácticamente las dos formaciones. Ambos se iban a encomendar a sus hombres más efectivos. En el caso de los aragoneses, a Salinas, las llegadas por el centro de Álvarez, algún lanzamiento de Bertos y la regularidad de Ancizu. Por parte del ARS a la ya efectividad de Vermirovsky y el lateral derecho Sergio Cruzado, magistral, y el acierto en los pases del balón al pivote donde Teixeira fue una auténtica pesadilla para Julio Rodríguez.

El Huesca lejos de anular la diferencia vio cómo el rival aumentaba ventaja. Providencial aquí fue la aparición de Julio Rodríguez, que si bien en la primera parte tuvo un papel discreto, ahora parecía haber encontrado la llave del gol, sacando balones y alentando a su equipo, que por más que lo intentaba no conseguía darle la vuelta al marcador. Cuando llevan 21 minutos la diferencia local era de cuatro tantos y César Montes agota un tiempo muerto ante las constantes exclusiones que sufrían ambos equipos en acciones defensivas. La tónica no varió. La defensa del Obearagón seguía sin ser efectiva, la selección de lanzamientos errática y los andaluces mataban el partido en las contras. Ahora, con la victoria del Teucro y el empate del Pilotes, la cabeza de la tabla está compartida por tres equipos.

Etiquetas