Despliega el menú
Huesca

CARRETERAS

Todos los tramos de la autovía entre Siétamo y Lérida estarán en servicio a primeros de 2012

Víctor Morlán dijo que la variante de Binéfar se abrirá en verano de 2011Aseguró que se han retomado los trabajos en Lascellas.

Las máquinas trabajaban ayer en la futura variante de Binéfar, que entrará en servicio en verano de 2011.
Todos los tramos de la autovía entre Siétamo y Lérida estarán en servicio a primeros de 2012
J. M. O.

Binéfar. Todos los tramos de la autovía A-22 entre las localidades de Siétamo y Lérida estarán en servicio a principios de 2012. Esa fue, al menos, la estimación del secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, durante su visita ayer a los tramos de la variante de Binéfar y desde dicha circunvalación hasta el límite con la provincia leridana. Morlán recorrió en automóvil esos 20 kilómetros, aproximadamente, para hacerse una idea de la evolución de los trabajos.

En el caso de la variante binefarense y debido a la complejidad de las obras, Víctor Morlán previó que entrará en funcionamiento durante el verano que viene, si se cumplen los cálculos del Ministerio de Fomento. En total, son alrededor de 14 kilómetros sobre los que se está actuando. Desde dicho punto hasta el límite con Cataluña, hay otros seis kilómetros de más fácil ejecución, según sus palabras, por lo que podría estar en servicio antes.

El responsable de Fomento quiso acercarse también hasta el punto en el que este último tramo conecta con la variante de Almacellas (Lérida), obra que va bastante más retrasada en comparación. El objetivo era "ver cómo se podría llevar a cabo la conexión de la autovía y conseguir que cuando esté finalizada la obra (entre Binéfar y el límite provincial) se ponga en servicio con independencia del resto de los tramos" como así ha ocurrido en otros puntos de esta vía rápida.

El secretario de Estado se mostró satisfecho con lo que vio en Binéfar. "Las obras están en plena evolución", afirmó, mientras agradecía a empresas y trabajadores su apuesta por continuar con su actividad para que "los trabajos estén finalizados cuanto antes". "Vamos haciendo que la autovía Lérida-Siétamo se ponga en servicio y se cumpla el objetivo de que esta obra esté finalizada a principios de 2012", resumió.

Respecto al estado de diferentes tramos en ejecución, Morlán recordó que hace escasas fechas se han retomado las obras en los 4 kilómetros de autovía en la zona de Ponzano-Lascellas. Durarán entre tres y cuatro meses. El tramo de la variante de Almacellas es el más retrasado, pero si se cumplen las previsiones del Gobierno Central, podría estar habilitada a finales de 2011.

El alcalde de Binéfar, Manuel Lana, constató que "la reactivación de las obras es una realidad" y vio real la posibilidad de "disfrutar a corto plazo de esta obra tan importante", largamente reivindicada entre las poblaciones ubicadas en el corredor de la N-240. Lana y Morlán analizaron en una reunión algunas modificaciones que el Ayuntamiento de Binéfar ha solicitado al Ministerio de Fomento y que pasan por la mejora de los accesos a la localidad literana hacia y desde Lérida, así como obras complementarias para mejorar la canalización de aguas residuales y la mejora de la iluminación en distintos puntos de la futura variante.

Etiquetas