Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

CINE

Orencio Boix quiere convertir el Festival de Cine de Huesca en un "hijo de su tiempo"

El realizador oscense relevará en la dirección del certamen a Ángel Garcés, que seguirá en el comité, a partir del próximo enero.

Orencio Boix y Ángel Garcés.
Orencio Boix quiere convertir el Festival de Cine de Huesca en un "hijo de su tiempo"
GUILLERMO FARINA (FESTIVAL DE CINE)

El Festival de Cine de Huesca cambia de director. Ángel Garcés, que asumió la responsabilidad en 2008, tras el fallecimiento de Pepe Escriche, dará el relevo en enero próximo a Orencio Boix, un joven realizador oscense de 29 años que se integró en el comité de dirección del certamen el año pasado. Así lo anunció ayer Domingo Malo, presidente de la Fundación del Festival de Cine, órgano que tomó este acuerdo cumpliendo el deseo del propio Garcés quien, al "término de la 38 edición del certamen, correspondiente al año 2010, nos comunicó su deseo de dejar el cargo".

Malo explicó que, ante lo irrevocable de la decisión de Garcés, se comenzó a buscar el relevo descartando la posibilidad de contratar a un director externo por cuestiones económicas. Comentó que se decidió ir a por una solución interna que tuviera la mayor solvencia posible dado el prestigio y la historia del festival. Y esta solución, por unanimidad de los miembros del patronato fue Orencio Boix, guionista, realizador y montador, que asumirá las funciones a partir del 1 de enero de 2011.

Domingo Malo se refirió a Garcés como un "veterano" el "único miembro vivo del Festival que ha estado todas las ediciones" y destacó el servicio que siempre ha prestado, su generosidad y saber hacer. "Su experiencia, amor al cine, conocimiento del medio y los muchos contactos y amistades generadas a lo largo de su trayectoria nos han servido mucho y nos ayudarán en el futuro", dijo, ya que continuará trabajando en el Festival como miembro del comité de dirección.

El presidente de la Fundación destacó que la entrada de una persona joven como Orencio Boix supone la aportación de nuevos planteamientos, energías renovadas e ideas actuales. "Para que una sociedad progrese necesita nueva savia, pero sabiendo respetar la experiencia de la parte veterana", apuntó.

Orencio Boix aseguro que "recoge el testigo con honor y responsabilidad" por los 38 años de historia del certamen y expresó su voluntad de "convertir al festival en un hijo de su tiempo". En este sentido explicó que ha presentado ya un informe con las líneas maestras de su gestión, que no quiso revelar a la espera de ser aprobadas por la Fundación. No obstante adelantó su intención de unificar y compactar la programación y profesionalizar algunos aspectos organizativos.

Etiquetas