Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PATRIMONIO

El Museo de Barbastro ya está preparado para su inauguración antes de las Navidades

El centro abrirá con una veintena de fotografías de las piezas retenidas en Lérida hasta que se devuelvan.

Las banderolas que identifican al centro se colocaron ayer por la mañana en el exterior.
El Museo de Barbastro ya está preparado para su inauguración antes de las Navidades
JOSÉ LUIS PANO

HUESCA. Ya está todo listo para la inauguración del Museo Diocesano de Barbastro. Solo falta fijar una fecha, antes de Navidad, en la que coincidan el obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, y el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, entre otras autoridades. Las piezas están todas en su sitio, excepto una veintena de las 112 del litigio del arte sacro retenidas en Lérida que formarán parte de la exposición permanente y que, por el momento, se mostrarán a través de fotografías. Estas imágenes también ocupan su lugar. Sin embargo, la entrada está blindada y hasta el día de la inauguración no se permite el acceso.

Los técnicos del Gobierno de Aragón, que recibieron ayer en el interior del centro el proyecto museográfico terminado, comprobaron que todo está acabado para su exposición al público. Aunque la consejera de Cultura, María Victoria Broto, no acudió al Museo, aseguró en Zaragoza que había quedado "magnífico". De hecho, apuntó que todas las obras ya están colocadas y las salas dispuestas para ser visitadas, por lo que se mostró convencida de que será un "referente". El proyecto museográfico ha tenido un coste de casi un millón de euros, mientras que en la restauración de piezas se ha gastado 158.000 euros. Por otro lado, en la recuperación del palacio episcopal, donde se ubica el centro, ha invertido 9,7 millones de euros.

En cuanto a la fecha de apertura, apuntó que las instituciones que forman parte de su patronato -Gobierno de Aragón, Obispado de Barbastro-Monzón, Ayuntamiento de Barbastro y Diputación de Huesca- tienen "muchas ganas de mostrarlo a la sociedad y de que se abra lo antes posible". Como ya se había anunciado, confía en que sea antes de fin de año e incluso puntualizó que le gustaría que fuera antes de Navidad. "Es una cuestión de cuadrar agendas", añadió la consejera.

En cuanto al patronato, que aún no se ha constituido, Broto avanzó que tienen que reunirse para definir el funcionamiento del Museo Diocesano. En esa cita, "nos pondremos de acuerdo para que la fecha de inauguración sea lo antes posible", apuntó. Antes de que se constituya formalmente, cada institución tendrá que firmar un protocolo y aprobar su integración en este órgano.

Por su parte, el delegado de Patrimonio de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Enrique Calvera, se expresó ayer en el mismo sentido. "No hay fecha fijada todavía. Será antes de Navidad y depende de la agenda del presidente y del obispo", comentó mientras participaba en la comisión que revisó ayer el cumplimiento del proyecto museográfico. Sobre esto último, comentó que estaban trabajando para asegurarse de que reunía todos los requisitos del proyecto que se había recibido.

Mientras los técnicos de Patrimonio trabajaban en el interior, en la fachada se colocaban ya las banderolas que identifican el edificio como Museo de Barbastro. El logotipo del nuevo centro es la imagen que verá el visitante. Casualmente, el Museo Diocesano de Lérida también cuenta con banderolas de las mismas características en el exterior del edificio. En este caso, la importancia de las piezas aragonesas que se exhiben en el interior se aprecia ya en la calle, donde en las cuatro banderolas que invitan a entrar al museo se reproducen fragmentos de la pintura del siglo XVI de Santa Lucía y Santa Águeda, procedente del monasterio de Villanueva de Sijena.

Hasta que las obras de arte religioso propiedad de las parroquias de la diócesis no regresen a Aragón, en el Museo de Barbastro se podrán ver cuadros, esculturas, objetos litúrgicos y tapices de la colección del obispado. Su distribución responderá a un orden cronológico, si bien se interrumpirá en varios momentos con referencias a la procedencia de las piezas. Por ejemplo, se presentará una iglesia rural, una colegiata y una catedral o se explicará la función litúrgica y orfebre de las obras. También habrá un espacio dedicado a la arqueología así como varios audiovisuales sobre la diócesis y sus parroquias. Por el momento, en la zona donde se ubicarán parte de las 112 piezas para su exposición, están sus fotografías.

Etiquetas