Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Preocupante sequía

Solo el Jumilla, del grupo cuarto de Segunda B, ha metido menos goles que el Huesca.

Onésimo, con gesto de preocupación en el partido del pasado sábado disputado en el Nou Estadi de Tarragona.
Preocupante sequía
CARLOS PASCUAL

Con unos cuantos goles más este Huesca estaría en media tabla, pero el caso es que, por la razón que sea, el equipo azulgrana solo lleva seis tantos en trece partidos y sigue anclado a la zona baja de la clasificación por esa falta de eficacia ante el marco contrario. Son demasiados encuentros como para que el debate se refugie en la cohartada de las rachas o como para apelar a la excusa ya tan trillada de la mala suerte. Algo no va bien y habrá que analizar si el problema radica en los rendimientos individuales o en las prestaciones del colectivo.Los números son siempre un termómetro bastante fiable. Y estos dicen que de 122 equipos que componen las principales categorías del fútbol nacional, Primera, Segunda y los cuatro grupos de Segunda B, solo uno ha conseguido menos goles que el Huesca a estas alturas de Liga. Se trata del Jumilla, del grupo cuarto de la división de bronce, que ha logrado cinco tantos, uno menos que el conjunto azulgrana.

El asunto tiene difícil explicación. Porque el Huesca genera ocasiones, muchas más que el año pasado, y porque tiene futbolistas con capacidad para definir, como han demostrado en otros momentos. Roberto hizo doce goles en su debut en Segunda, Galán ha marcado en Primera tanto en Liga como en Copa, Camacho hizo ocho dianas el año pasado y Gilvan aportó cuatro en los dieciocho partidos que disputó desde su fichaje en el mercado invernal.

La cuestión es: ¿estamos ante un mal momento individual de estos futbolistas o el Huesca podría jugar de una manera en que ellos rindieran más? Si el fútbol fuera una ciencia exacta Onésimo ya habría puesto en práctica la solución, pero las cosas no son tan sencillas. Y al míster pucelano, currante comprometido e inquieto, no se le puede negar la reflexión sobre el problema, su visible preocupación al respecto ni la búsqueda de alternativas; pero lo cierto es que, de momento, el trabajo encaminado a dinamitar la meta enemiga no se luce por ningún lado. Y no será porque no se insista en ello.

Mejor pertrechados

Lo mejor que ha hecho el técnico del Huesca, viendo que arriba no se asusta ni al arco iris, es pertrechar al equipo para dejar su puerta lo más inmaculada posible. Algo parecido tuvo que improvisar Calderón el año pasado. El cuadro oscense ha recibido únicamente dos goles en seis partidos y además fueron en el mismo encuentro, el disputado hace dos semanas en Córdoba. Cartagena, Numancia, Tenerife, Barcelona y Nástic no han logrado perforar la meta de Andrés. Excelente señal que contrarresta los otros males, aunque a la larga quizá no sea suficiente. Porque en la otra cara de la moneda está el haber marcado un solo tanto (Gilvan en el Mini Estadi) en 540 minutos o el llevar 377 minutos sin oler las redes contrarias.

Se acerca la reapertura del mercado en el periodo invernal y seguro que el Huesca contempla la opción de incorporar un futbolista, si es que se pone a tiro alguna opción interesante. Hay que hilar fino, porque en el paro no suele haber mirlos blancos. Y si se trata de un descarte, habrá que analizar pros y contras, porque nadie regala duros a cuatro pesetas.

Etiquetas