Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

OCIO NOCTURNO

Quejas vecinales por el botellón y la basura de la fiesta universitaria

La 'apertura' congregó a 4.000 jóvenes en el polígono 29 y se saldó con dos traslados al hospital y dos denuncias por drogas.

Algunos jóvenes se resistían a dejar la fiesta, aunque la música se apagó a las 6.30.
Quejas vecinales por el botellón y la basura de la fiesta universitaria
F. P

Una temperatura mínima de 3 grados, dos denuncias policiales por tenencia de drogas y 12 asistencias de los servicios de Cruz Roja son algunas de las cifras que están detrás de la madrugada del viernes y de la celebración de la 'apertura universitaria', un fiesta que reunió a cerca de 4.000 personas en el recinto ferial del polígono 29 de Huesca. Aunque la participación y las incidencias han sido menores que otros años, los vecinos de la zona han vuelto a expresar sus quejas por la suciedad del entorno y por la práctica del botellón en los parques infantiles de la zona.

El tradicional encuentro de los estudiantes de la universidad en Huesca comenzó hacia las 23.00 del jueves. A esa hora ya se había establecido en el recinto la asistencia sanitaria, a cargo de Cruz Roja, con dos ambulancias de soporte vital y ocho efectivos. En estas siete horas se atendió a 12 jóvenes por consumo de alcohol, esguinces y caídas. También fue necesario el traslado de dos personas hasta el hospital San Jorge de Huesca, una con intoxicación etílica y otra con heridas en la caras al parecer por una caída, según informaron desde Cruz Roja.

La asistencia sanitaria fue contratada por los organizadores de la 'apertura', que también tuvieron que contratar un seguro de responsabilidad civil y depositar una fianza económica en el ayuntamiento para atender los posibles desperfectos que ocasionaran algunos asistentes en el mobiliario urbano y las viviendas de alrededor, como ya ocurrió en anteriores fiestas. Este año, una comunidad de vecinos ha denunciado daños con rotura de cristales en un portal. Este arreglo y otros que pudieran denunciarse por el mismo motivo se pagarán con la fianza depositada, según explicó la concejal de Seguridad Ciudadana, Amalia Aso.

No obstante, la edil apuntó que no se habían apreciado incidentes destacados durante la madrugada, que se saldó, además, con dos denuncias de la Policía Nacional por tenencia de drogas, según informaron desde la Subdelegación del Gobierno en Huesca. Por contra los controles de alcoholemia efectuados por la Policía Local en los alrededores del recinto fueron negativos.

Aunque los responsables policiales incidieron en la normalidad con la que transcurrió la madrugada, tal vez por una menor afluencia de público, algunos vecinos del barrio volvieron a denunciar que el volumen de la música interrumpió su sueño y que los asistentes a la fiesta utilizaron las rampas de los garajes para orinar y tirar basuras.

Desde el ayuntamiento confirmaron que en la centralita de la Policía Local se habían recibido tres o cuatro llamadas a primera hora de la mañana de ayer. Denunciaron que había cristales rotos y basura en el parque conocido como 'de la manzana', lugar donde muchos de los jóvenes organizaron un botellón ante la imposibilidad de entrar con bebida en el recinto donde estaban las barras de las diferentes titulaciones universitarias que se imparten en el campus de Huesca.

El presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de Santo Domingo y San Martín, Antonio Tuda, mostró su pesar por los derroteros que ha tomado la fiesta y recordó que en Zaragoza la 'apertura' se ha suspendido.

Etiquetas