Despliega el menú
Huesca

URBANISMO

La plaza de Latre volverá a cambiar de imagen seis años después de su reforma

Los trabajos, con un presupuesto de 41.000 euros, se empezarán en unas semanas y conllevarán cambios en el tráfico y los aparcamientos.

La gravilla de la plaza de Latre, en el centro histórico, se sustituirá por piedra arenisca de color azul.
La plaza de Latre volverá a cambiar de imagen seis años después de su reforma
F. PAúLES

La plaza de Latre, en el corazón del casco histórico de Huesca, va a sufrir un nuevo cambio urbanístico seis años después de concluir una reforma que empezó en 1997 y que cambió radicalmente su aspecto. Las nuevas obras, que se acometen ante la demanda vecinal, sustituirán la gravilla por un pavimento de piedra azul, la misma que se colocará en las gradas que configuran la plaza. Asimismo, se colocarán bancos nuevos en las aceras que la delimitan para impedir que los coches aparquen en ellas y se sustituirá la fuente actual por otra con bebedero con pulsador, según explicó el responsable de la comisión municipal de Urbanismo, Domingo Malo.

El resto del pavimento se respetará y se cambiarán las piezas rotas del perímetro. También se conservarán los árboles (moreras) existentes y el resto del mobiliario urbano de este espacio, situado entre las calles de los santos Justo y Pastor y Templarios.

También se ubicarán seis plazas de aparcamiento delimitadas dentro de un plan global del tráfico con el que se pretende mejorar la circulación en esta zona de la ciudad. La reurbanización de la plaza supondrá, además el cambio de direcciones del tráfico y una mayor limitación del uso del vehículo en el casco histórico. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, explicó que "esto reducirá la posibilidad de que en algunas zonas se aparque de forma indiscriminada". Felipe señaló que la intervención en la plaza de Latre se enmarca dentro de un plan global de tráfico del casco, cuyo objetivo es "ir ganando espacio peatonal".

Los trabajos, que empezarán en pocas semanas, se han adjudicado por 41.000 euros, que se financiarán con cargo a los fondos que el programa ARCH (Área de Rehabilitación del Casco Histórico) destina a obras de urbanización y que alcanza 1,3 millones de euros.

Una vez realizadas la rehabilitación de esta plaza y la de la calle de Sancho Abarca, el resto del presupuesto se destinará al paseo interior de la muralla , donde tras el drenaje y la limpieza, el ayuntamiento procederá a su urbanización. Domingo Malo apuntó que el director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, ha confirmado que en los presupuestos autonómicos de 2011 habrá dinero para la restauración interior de la muralla.

La intervención anunciada ayer en la plaza Latre es una de las numerosas obras que el Ayuntamiento oscense acometerá en el casco urbano en los próximos meses. Hoy mismo, el alcalde informará sobre la reforma de la plaza de Alfonso el Batallador y la calle de Espinosa de los Monteros, donde se sustituirá el pavimento y se soterrarán los contenedores con cargo al programa europeo Urban, sobre el que anoche se celebró un consejo ciudadano.

Paseo de Ramón y Cajal

Responsables municipales se reunirán hoy con los comerciantes del paseo de Ramón y Cajal para concretar detalles sobre la remodelación de esta avenida, donde además de ampliar las aceras y suprimir varios carriles de circulación se acometerá la renovación del colector que la cruza en diagonal. El alcalde manifestó ayer que se establecerá un cronograma para que las obras afecten lo menos posible a la actividad cotidiana de este paseo.

Etiquetas