Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EN EL MALETERO DEL COCHE

Denunciados 6 vecinos de Fraga en Castellón con 400 kilos de caracoles

Al parecer pretendían venderlos ilegalmente a restaurantes de Lérida.

La Guardia Civil de Castellón ha denunciado a seis vecinos de Fraga, todos ellos de nacionalidad búlgara, que carecían de autorización para recolectar moluscos y que transportaban en dos vehículos 400 kilos de caracoles para, al parecer, venderlos de modo irregular a restaurantes de la provincia de Lérida.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, los hechos se produjeron en el término municipal de Xert cuando los agentes dieron el alto a dos turismos que circulaban por la N-232 con seis ocupantes en su interior, todos ellos domiciliados en Fraga.

Al registrar los vehículos, descubrieron en los maleteros una treintena de sacos de unos 12 o 13 kilos de caracoles cada uno con un peso total de casi 400 kilogramos.

Los agentes se incautaron de los moluscos porque supuestamente los ocupantes carecían de autorización para su recolección, y les interpusieron una denuncia por una supuesta infracción a la normativa sobre espacios naturales, flora y fauna.

La Guardia Civil informó de los hechos a la Dirección Territorial de la Consejería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda al considerar que los denunciados infringen la normativa vigente, que prohíbe dar muerte, dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres. Esta prohibición incluye su retención y captura en vivo, la destrucción, daño, recolección y retención de sus nidos, de sus crías o de sus huevos, así como la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos.

Posteriormente, los agentes de la Guardia Civil devolvieron los animales al medio natural en varios puntos de la comarca.

Dichos animales estaban destinados a la venta de forma irregular en comercios de hostelería de la provincia de Lérida sin pasar los filtros sanitarios pertinentes, por lo que la Guardia Civil entiende que se ponía en riesgo la salud de los consumidores.

No es la primera vez que grupos de búlgaros residentes en Fraga son sorprendidos in fraganti en la provincia castellonense. A comienzos de 2009, más de un centenar de ellos fueron identificados como presuntos autores de numerosos destrozos causados en fincas de regadío mientras recolectaban caracoles. Además, varios fueron denunciados por infringir la citada ley autonómica de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

En Aragón no está legislado

En Aragón no existen restricciones legales a la recolección de estos animales, como sí ocurre con otras especies como las setas, por ejemplo. No obstante, fuentes de la Guardia Civil reconocieron que en los últimos tiempos se han detectado, especialmente en la zona de Monzón y Fraga, episodios de recogida abusiva de caracoles.

Etiquetas