Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PUENTE DE MONTAÑANA

Huesca y Lérida harán un centro cívico en la casa situada entre las dos provincias

Puente de Montañana firma un convenio con la Generalitat y el Ayuntamiento de Tremp para la rehabilitación de Cal Potecari.

Fachada de Cal Potecari, antiguo palacete en Puente de Montañana
Huesca y Lérida harán un centro cívico en la casa situada entre las dos provincias
. A. G

Hueca. El proyecto para rehabilitar el antiguo palacete Cal Potecari de Puente de Montañana ha dado un nuevo y definitivo paso con la firma, el sábado, de un convenio entre la Generalitat de Cataluña y los ayuntamientos de Puente de Montañana y Tremp (Lérida). El acuerdo era necesario para comprometer la financiación de la obra, ya que Cal Potecari (de propiedad municipal) tiene parte de su planta en la provincia de Huesca y el resto, en el término municipal ilerdense.

Los dos municipios y los dos gobiernos apostaron por respaldar esta restauración y convertir el viejo inmueble en un centro cívico donde se instalarían el consultorio médico de Puente de Montañana y otros servicios a los que accederán todos los vecinos de la localidad ribagorzana y los de Tremp, cuyo núcleo urbano está situado a 28 kilómetros de Puente de Montañana.

Haciendo uso del sentido común que ha garantizado la convivencia entre ambas localidades desde que se estableció la frontera administrativa, los dos alcaldes empezaron hace dos años las gestiones para solicitar las ayudas económicas a sus respectivos gobiernos autonómicos. Ricard Armengol, alcalde de Puente de Montañana, explicó que el plan de obras de Cataluña exige que todo el inmueble esté situado en la zona catalana a la hora de conceder una subvención. "Al no poder entrar como una obra más en el Plan de Obras de la Generalitat se optó por redactar un convenio específico, que es el que hemos firmado", explicó Armengol.

El acuerdo no tiene una dotación económica cerrada sino que establece, por parte de la consejería de Gobernación y Administraciones Públicas de la Generalitat, un compromiso de "colaborar de forma importante" en la rehabilitación de Cal Potecari según se vayan presentando las memorias valoradas del proyecto. Por su parte, los dos ayuntamientos se comprometen a compartir los usos del nuevo centro.

En virtud del convenio los dos municipios deben tener enfocada la rehabilitación en un año. Según las valoraciones iniciales, la primera fase de las obras, destinada a la consolidación de la estructura, costaría 170.000 ?.

El alcalde de Puente de Montañana señaló que el Gobierno de Aragón, "que es el que se encuentra detrás de este proyecto", no está como firmante en el convenio porque "hacer un acuerdo entre los dos gobiernos y lo dos ayuntamientos era algo más complejo". En todo caso, Armengol resaltó que "al ser un proyecto en el que participan dos administraciones hace que la financiación sea más llevadera".

No obstante, el alcalde ribagorzano no se atrevió a establecer un calendario de ejecución de obras, ya que a las dificultades presupuestarias generalizadas se suman las inmediatas elecciones en Cataluña, pero el consultorio médico en Cal Poticari sí podría ser una realidad en dos años.

Etiquetas