Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

"Para mí el Huesca siempre es favorito en casa"

Onésimo Sánchez se muestra seguro de que la dinámica del equipo como local va a cambiar desde mañana.

Onésimo conserva toda la clase que tenía como jugador. Se aprecia en el golpeo de balón del pasado miércoles en el IES Pirámide.
"Para mí el Huesca siempre es favorito en casa"
RAFAEL GOBANTES

Si el sentido del humor de Onésimo se canjeara por puntos el Huesca jugaría Champions. Si la fe que es capaz de trasladar este entrenador ganase partidos, dirigiría al Madrid en lugar de Mourinho. El míster azulgrana es el mejor valedor de los recursos que maneja y con ese discurso transparente y motivador trata de contagiar a todo el entorno. Porque está convencido de que así se comienza a fraguar una victoria.

La rueda de prensa del entrenador vallisoletano trajo un análisis completo de todos los frentes y desde sus diferentes ángulos. El primero tenía que ser el rival de mañana, un Tenerife que llega como farolillo rojo, es de suponer que eventual. "Si siempre que viene el colista decimos que es un partido trampa, en este caso habrá que multiplicarlo por tres", señaló Onésimo.

"Es un gran equipo que ha empezado muy mal -continuó el técnico-. Están lejos de las expectativas creadas, aunque todos los entrenadores de la categoría sabemos que tienen jugadores que para nosotros quisiéramos en algún caso. No obstante, a pesar de lo que nos está pasando en El Alcoraz, el Huesca en casa es siempre favorito".

Onésimo no cree que se pueda hablar de un partido que acogote a sus contendientes. "Es un encuentro muy importante, pero no de urgencias. Tenerlas a estas alturas de temporada sería muy mala señal".

Tiene claro el preparador del conjunto oscense que el Huesca "debe estar al 110 por cien en todos los partidos para tener opciones. Pongo la mano en el fuego por mis jugadores a que siempre quieren salir así". Afirmaciones que surgieron a propósito del flojo primer tiempo de Córdoba. "Hay que naturalizar los momentos malos como el que tuvimos en El Arcángel. Ahora bien, si somos capaces de que en esas fases no nos hagan gol podremos hablar de otra cosa. Si das ventajas lo normal es que pierdas".

Lo que es difícil de entender, justificar o aceptar son los seis goles que lleva el Huesca en once partidos, números sensiblemente peores que los de estos años atrás. "Es inexplicable. Por mucho que veo los partidos no lo entiendo, sobre todo los que jugamos en casa, pero no podemos dejar de entrenarlo por mucho que a veces se te quiten las ganas. Habrá un día en que el Huesca, sin haber llegado, gane dos a cero".

El primer convencido

Onésimo es capaz de hacer creer a un beduino que se va a hinchar a beber agua en el desierto. Su confianza en el bloque parece enorme. Tanto es así, que dice estar "convencido de que en los próximos tres partidos en casa el equipo va a sacar bastantes puntos". Aún debe ganar el primero. Y es que el míster azulgrana sabe que "estamos justo por encima de nuestro objetivo y no podemos concedernos más licencias si queremos unas navidades tranquilas".

El pucelano reboza los argumentos hasta que termina de creérselos o, mejor dicho, de venderlos a su audiencia. "Ningún equipo ha sido superior a nosotros en El Alcoraz, si acaso Las Palmas en el primer partido. Y han pasado buenos equipos". Quiere un Huesca activo pero no presionado, un bloque "en tensión, que sienta la necesidad de ganar. Tenemos que seguir creyendo y confiando todos. La gente también, porque aunque no hayan visto goles han de estar contentos de la actitud que ha mostrado el equipo. Si digo que hemos podido ganar a Numancia, Cartagena, Celta y Salamanca no estoy diciendo ninguna salvajada".

Ironía no le falta a Onésimo en sus exposiciones, como la que empleó ayer para apelar a un cambio en la dinámica de estas semanas atrás. "Alguna vez meteremos la primera que tengamos y nos pondremos por delante. Incluso a lo mejor nos pitan un penalti. Estas cosas tienen que pasar y pasarán. Sabemos que el camino es el que estamos siguiendo".

Volviendo al Tenerife, el entrenador del Huesca dijo que "ya han tenido un cambio de entrenador y eso deja huella. Lo normal es que salgan de esa posición, pero en el fútbol hay buenos equipos que no terminan de arrancar. No obstante, bastante tengo con mi equipo como para pensar en ellos".

Onésimo puso el broche al "show" encarando el 'caso Gallardo' o, lo que es lo mismo, la prolongada suplencia de un futbolista diferente que mucha gente se pregunta por qué lleva mes y medio viendo los partidos desde la grada. "Habría que preguntar alguna vez a los que juegan que por qué creen que juegan. El día que juegue Gallardo me preguntaréis por Jokin, Sorribas o Navas".

Etiquetas