Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUERTOS URBANOS

El Ayuntamiento creará huertos sociales en el entorno de las Balsas de Chirín

La CHE autorizará el uso de los terrenos junto al Isuela para el ocio de los mayores. El proyecto se desarrollará en colaboración con la Asociación del Perpetuo Socorro.

Terrenos en la calle Balsas de Chirín, junto al río Isuela, donde se crearán los huertos urbanos.
El Ayuntamiento creará huertos sociales en el entorno de las Balsas de Chirín
JAVIER BLASCO

Hace cuatro años que el gobierno municipal de Huesca, entonces con mayoría absoluta del PSOE, echó atrás la propuesta del PAR para crear huertos de ocio destinados preferentemente a personas mayores. El alcalde actual, el socialista Luis Felipe, ha recuperado la idea que en 2006 rechazó su antecesor, Fernando Elboj, y ayer anunció que el ayuntamiento sacará adelante la iniciativa de los huertos sociales. Felipe no olvidó reconocer que el proyecto fue presentado en su día por Fernando Lafuente, antes en la oposición y ahora socio del equipo de gobierno.

Los huertos sociales o de ocio son “pequeñas parcelas de titularidad o de gestión municipal, cedidas temporalmente a vecinos jubilados y mayores, que las cultivan como entretenimiento y ocupación lúdica, con una producción exclusivamente destinada para auto consumo”, según explicó en su día Lafuente. El lugar elegido para implantar los huertos es el entorno de las Balsas de Chirín, un espacio yermo junto a las riberas del Isuela en el barrio del Perpetuo Socorro.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Rafael Romeo, dio ayer el visto bueno a esta propuesta, ya que su desarrollo precisa de la autorización del organismo de cuenca por hallarse los terrenos junto al río. El alcalde explicó que la intención es poner en marcha la reparcelación de la zona y adjudicar la explotación de los huertos cuantos antes.

Asimismo, dijo que para la gestión de los mismos se contará con la colaboración de la Asociación de Vecinos del Perpetuo Socorro.

Todavía no se conocen muchos detalles sobre esta iniciativa como de dónde provendrá el agua de riego, qué dimensiones tendrán los huertos o qué criterios van a seguirse para su adjudicación. No obstante, ideas similares han salido adelante en Barcelona, Pamplona, Zaragoza, Sevilla o Segovia, donde también reciben denominaciones como huertas urbanas y huertos familiares.

Y mucho más próxima está la experiencia de Alberuela de Tubo, en los Monegros. El año pasado, el ayuntamiento repartió 12 parcelas de 800 metros cuadrados a 12 familias entre las que hay jubilados, inmigrantes y personas con segunda residencia en la población. Los huertos están a 200 metros del casco urbano y su objetivo es, además de fomentar el intercambio de productos, asentar población en Alberuela. La iniciativa tuvo tanto éxito que obligó al ayuntamiento a emprender la adecuación de otra finca para atender nuevas peticiones.

Recuperar la huerta oscense

El proyecto que se impulsará en Huesca también tiene un doble objetivo. El alcalde explicó que además del concepto social y lúdico, los huertos urbanos tendrán un componente reivindicativo que es el de poner en valor la huerta oscense. Felipe recordó la importancia de estos cultivos y de esta forma de vida, que definió la historia de Huesca hasta mediados del siglo pasado, cuando se produjo la expansión urbanística sobre la zona que durante siglos ocuparon los hortelanos.

La puesta en marcha de los huertos de las Balsas de Chirín, que estarán muy cerca de la ermita de Salas, la zona de huerta por excelencia, conllevará un proceso para comercializar los productos que se obtengan. Se dará así respuesta a los proyectos que los hortelanos de la ciudad han planteado al ayuntamiento a través del sindicato Uaga y que pasan por la celebración de mercados dedicados a los productos autóctonos, como los que ya tienen lugar en otras cabeceras de comarca de la provincia.

Luis Felipe señaló además que la revalorización de la huerta se unirá a otras acciones para potenciar la gastronomía oscense .

Etiquetas