Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS Y CARRETERAS

La variante sur y el tramo de autovía a Siétamo no estarán en servicio al menos hasta 2016

Los presupuestos de 2011 no contemplan ninguna partida para la travesía de la N-240, la vía verde o la biblioteca.

Los Presupuestos Generales del Estado destinarán el año que viene al Alto Aragón 114 millones de euros para la mejora de carreteras (especialmente para las autovías A-21, A-22 y A-23 y para la N-260), pero la ciudad de Huesca apenas recibirá una partida de 300.000 euros para las dos principales infraestructuras viarias que tiene pendiente de ejecutar el Ministerio de Fomento en la capital: la autovía entre Huesca y Siétamo y la variante sur. El coste de ambos proyectos se estima en más de 150 millones de euros.

Según explicaron ayer desde el Partido Popular, la principal dignificada de los recortes de Fomento es la variante sur, que está en fase de redacción. Es una infraestructura de 18 kilómetros que cerrará el anillo de circunvalación de Huesca conectando la A-23, a la altura de PLHUS, con la A-22 e incluirá un acceso al aeropuerto. El coste estimado de esta carretera es de 97 millones de euros pero los presupuestos no incluyen ni un solo euro para el año que viene ni en la proyección de inversiones hasta 2014, por lo que no estará en servicio al menos hasta dentro de seis años y siempre y cuando en 2015 y 2016 se consigne toda la inversión.

Un plazo similar se maneja para la entrada en servicio la autovía entre Huesca y Siétamo, que será un cuello de botella hasta entonces ya que el resto de tramos de la A-22 estarán acabados en 2012. El proyecto fue aprobado en julio de 2009 con un coste de unos 61 millones de euros y estaba previsto que las obras finalizaran en 2013 tras una inversión plurianual de 15, 17 y 29 millones. Sin embargo, los presupuestos presentados recientemente solo dedican una partida de 300.000 euros para el año que viene y 16 más hasta 2014, por lo que la nueva previsión es que no esté acabado al menos hasta dentro de seis años también.

Otro de los proyectos que se ha quedado fuera de las inversiones es la antigua travesía de la N-240. Pese a que la semana pasada el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, se comprometió ante el alcalde a financiar esta actuación que quedó en el aire después de que el Ayuntamiento incumpliera el calendario de obras fijado por convenio, el Ministerio no ha incluido los 1,8 millones de euros necesarios.

Los recortes también han dejado sin consignación otros proyectos pendientes en la capital como el acondicionamiento como Vía Verde de los 5,5 kilómetros de la antigua vía ferroviaria entre Huesca y Alerre o la construcción de la segunda biblioteca pública.

Interior tampoco ha reservado ninguna partida para colaborar en el acondicionamiento provisional del solar de la cárcel, por lo que Ayuntamiento tendrá que asumir el coste al cien por cien.

En el capítulo de ferrocarriles, sí aparece una partida para el estudio informativo del desdoblamiento de la vía Huesca-Tardienta, adjudicado por 719.000 euros y un plazo de 24 meses.

Tampoco avanzarán demasiado las obras del plan de restitución de Montearagón, del cual solo se ha ejecutado hasta ahora el 1% del presupuesto aprobado en 2005 (30 millones). Y es que para el año que viene, Medio Ambiente solo prevé destinar 600.000 euros.

Etiquetas