Huesca
Suscríbete

HOSTELERÍA

Aún quedan habitaciones

Los visitantes empiezan a llegar a los hoteles, que tienen  el 80 % de las reservas los días 9 y 10.
Aún quedan habitaciones
J, BLASCO

Más reservas de última hora, estancias cortas y preferencia por el 9 y el 10 de agosto. Estos días, los hoteles de Huesca rondarán el 80% de ocupación, cuando otros años estaban llenos, pero subirán la media de un verano que está siendo algo flojo por la crisis. Los restaurantes parece que correrán mejor suerte, ya que en almuerzos, comidas y cenas no se ahorra tanto, a juzgar por las reservas.

En el recién inaugurado Sancho Abarca, la ocupación la mantendrán en torno al 60%. "Hemos perdido muchas contrataciones del mundo taurino y musical por haber abierto ya en julio", apuntó su director, Roberto Pac, quien dijo que la mayoría de los clientes están de vacaciones o son familiares y amigos de oscenses.

Por su parte, en el Abba para los tres primeros días tienen reservado entre un 85 y un 90%, según confirmó Mikel Zaldúa, el responsable del establecimiento, pero el resto de los días todavía disponen de habitaciones. "Vamos a dejar que pasen los días porque hay mucha reserva de última hora, como ocurrió en Semana Santa", añadió.

En la Posada de la Luna otros años para estas fechas solían tener el hotel lleno para los días fuertes, mientras que en la actualidad la ocupación roza el 80% para el arranque y el 50% en el resto de la semana. "Tenemos clientes fidelizados, que reservan con bastante antelación", explicó el encargado del alojamiento, Isidro Ara, que espera remontar las cifras para el fin de semana del 14 y 15 de agosto.

También en el Aparthotel han llenado 6 de cada diez habitaciones para la semana laurentina, aunque, según indicó el responsable, Fernando Obis, "podríamos llegar al 70 o el 75%", teniendo en cuenta que el 9 y el 10 el hotel está prácticamente lleno. "La ocupación está un poco más floja, pero no hay mucha diferencia con el año pasado, y sí con 2008", dijo.

De la misma opinión es Ángel Guerrero, del hotel Pedro I. "No llegaremos ningún día al 90%, y el resto de la semana rozaremos la mitad de la ocupación, cuando lo habitual era tener 6 de cada 10 habitaciones llenas, y el fin de semana rozar el completo", informó Guerrero, que regenta un establecimiento con 129 habitaciones, el 24% de la capacidad en la capital oscense. El hotelero también incidió en la tendencia cada vez mayor de las reservas a última hora, en busca de ofertas.

Otros establecimientos como el hostal San Marcos, también están sufriendo la crisis. "Otros años estábamos llenos toda la semana, y tenemos reservas para entre un 60 y un 75% de las habitaciones", indicó Eva Pérez, trabajadora del alojamiento, en el que mantienen los clientes fijos, pero las reservas son más cortas.

La misma situación se repite en el cámpin San Jorge de Huesca, en el que las estancias han pasado de tres días y medio a dos días y medio. "Estamos bastante tranquilos, excepto los días 8, 9 y 10, que estaremos llenos", apuntó Javier, el encargado. El perfil de los campistas es gente joven, por lo que el día del patrón después de comer la mayoría sale de viaje. Mientras que el fin de semana siguiente, el 14 y 15. rozarán el 50% de ocupación, es decir, unas 100 personas.

"Algunos compran poco, porque el verano está siendo más flojo, y otros son más optimistas y se están preparando como para otras fiestas", informó el vicepresidente de Bares y Tapas de la Asociación de Hostelería y Turismo de Huesca, Adolfo Sesé, quien se muestra optimista con este San Lorenzo: "Creo que la gente se va a olvidar por una semana de la crisis". Aunque reconoció que estarán pendientes del cielo, ya que, dijo. "En San Fermín les ha ido bien porque ha hecho muy bueno, y aquí empieza a refrescar por las tardes". "Que haga bueno es crucial para las ventas", añadió Sesé.

De momento, la mayoría de los bares ya están llenos para el almuerzo del chupinazo, y muchos restaurantes tienen solicitudes previas para la semana laurentina. Sin ir más lejos, en el Abba Mía tienen más de 150 desayunos para el 9, y el resto de los días hay bastantes mesas reservadas.

Etiquetas