Huesca
Suscríbete

ACCIDENTE DE MONTAÑA

Los montañeros vascos heridos graves en pico Balaitous se encuentran estables

Los heridos, de entre 31 y 37 años y vecinos del País Vasco, sufrieron diversas fracturasLa Guardia Civil tardó 4 horas en rescatarles.

Los tres montañeros vascos que resultaron heridos graves al caerles encima unos bloques de hielo en el pico Balaitous, en el municipio oscense de Sallent de Gálllego, se encuentran estables ingresados en hospitales de Jaca, Huesca y Zaragoza, y no se teme por su vida.

Así lo han confirmado a efe fuentes sanitarias del Gobierno aragonés, que han informado de que los dos montañeros que han resultado con heridas más graves, I.V.G., que se encuentra ingresado en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, y J.S.A., que está en el Hospital San Jorge de Huesca, serán trasladados a lo largo del día de hoy a un centro sanitario de San Sebastián.

El tercer herido, E.S.M., que resultó menos grave, permanece ingresado en el Hospital de Jaca.

Un rescate de cuatro horas

Los hechos ocurrieron en torno a las 12. 00 de este sábado, cuando los tres montañeros vascos se encontraban en la Brecha de Latour, en el ascenso al pico Balaitus (3.144 metros), y les cayeron encima unos bloques de hielo. El aviso del accidente fue dado por otro montañero después de escuchar el ruido de la caída de los bloques y a personas pidiendo auxilio.

El montañero I.V.G., de 37 años, vecino de San Sebastián (Guipúzcoa), resultó con la mano izquierda destrozada, mientras que J.L.S.A., de 31 años, vecino de Urnieta (Guipúzcoa), sufrió un traumatismo cráneo-encefálico moderado y fisura de tibia y peroné de la pierna izquierda. Estos dos montañeros resultaron heridos muy graves y fueron evacuados al Hospital San Jorge de Huesca, aunque posteriormente el primero de ellos fue trasladado al Miguel Servet de Zaragoza.

Por su parte, E.S.M., de 33 años, vecino de Hernani (Guipúzcoa), sufrió un corte en la pierna izquierda y la rotura de cinco costillas, resultando herido grave y siendo trasladado al Hospital Comarcal de Jaca. 

Hasta el lugar se desplazaron fuerzas de la Guardia Civil, los dos helicópteros con base en Huesca y en Benasque y un médico y un enfermero especialistas en rescates de montaña. Tras cuatro horas de intenso trabajo, lograron evacuar a los tres montañeros

Otros cuatro operativos

Tras el rescate del Balaitus, los grupos de montaña de la Guardia Civil continuaron trabajando sin descanso ya que tuvieron que efectuar otras dos salidas para auxiliar a un barranquista y a un montañero. Por suerte, en ninguno de los casos presentaban lesiones importantes.

La primera de estas intervenciones se realizó en el barranco del Vero, en el término municipal de Alquézar, donde especialistas de la Guardia Civil, el helicóptero UHEL-41 y un enfermero del 061 evacuaron a un barranquista de 25 años y vecino de Barcelona, J. D. G. C., tras sufrir una rotura en el tobillo izquierdo al golpearse con una roca cuando realizaba un salto. El joven fue trasladado al hospital San Jorge de Huesca.

Poco después, los agentes tuvieron que acudir al refugio de Góriz, en Ordesa (término municipal de Fanlo), para socorrer a un montañero de 54 años de edad y vecino de Balmaseda (Vizcaya), F. F. R., que presentaba una herida abierta en la cabeza y una posible fractura en un dedo de la mano derecha a consecuencia de una caída que sufrió mientras caminaba por los alrededores del refugio. El montañero fue evacuado en un primer momento en helicóptero hasta el centro de salud de Aínsa y después fue trasladado en ambulancia al hospital Comarcal de Barbastro.

Con estas ya son siete las personas auxiliadas por la Guardia Civil este fin de semana en el Pirineo ya que el viernes fueron auxiliados otros dos montañeros.

En uno de los casos, las tareas de rescate se prolongaron hasta bien entrada la noche en el ibón del Salterillo, en el término municipal de Benasque. Allí un montañero de 35 años de edad y vecino de Madrid, F. I. O., sufrió un esguince en el tobillo izquierdo al resbalar en una roca cuando descendía del pico Aneto y fue conducido en helicóptero hasta Benasque y posteriormente en ambulancia hasta el centro de la MAZ de esta misma localidad.

En la madrugada del viernes también socorrieron a dos montañeros que se habían desorientado por completo cuando descendían el pico Aspe, en el término municipal de Aísa. La Guardia Civil les localizó ya de madrugada en el paraje Chorrota del Aspe y después de comprobar que su estado de salud era bueno simplemente les tuvieron que acompañar hasta su vehículo.

Etiquetas