Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FIESTA TRAS EL MUNDIAL

Los bares de la provincia hacen su agosto con el numeroso público de la final del Mundial

La celebración se alargó hasta la madrugada en muchos puntos del Alto Aragón con un buen ambienteLa cerveza fue lo más vendido en los establecimientos de la capital, donde compararon la noche con San Lorenzo.

La plaza de Navarra fue el punto de encuentro para celebrar la victoria de la selección española.
Los bares de la provincia hacen su agosto con el numeroso público de la final del Mundial
J. B.

El centro y la periferia de la capital oscense estaban concurridos como si de una noche de San Lorenzo se tratara, aunque el color predominante fue el rojo, no el verde. En la plaza de Navarra sonaron las charangas y el camión musical de la Peña 10 d'Agosto animó los aficionados que celebraron en la calle el triunfo de España en el Mundial. Pero fueron los bares los que hicieron su agosto en medio del buen ambiente, en el que la cerveza fue la gran estrella.

Precisamente, en el Rico-Rico comentaron que la rubia se convirtió en "el producto estrella de la velada", igual que en el Berlín, donde más de 70 personas disfrutaron del partido. Allí, según Raquel Sauras, la encargada, "el ambiente se parecía más al de San Lorenzo que al de otros partidos de fútbol". Cerraron a las 2.00, como la mayoría de los bares, aunque algunos, como el Saqués, bajaron la persiana a medianoche para disfrutar del ambiente. La fiesta se alargó hasta las 4.30 en los locales de copas. "Fue una noche muy maja con un ambiente estupendo", contó el responsable de la Sala Edén, donde cerca de 300 seguidores de la Roja vieron en directo el encuentro.

Mientras, en el Jai-Alai más de 700 personas disfrutaron de la pantalla gigante con la charanga Alegría Laurentina, y el Palacio de Congresos recibió a 2.850 personas y ofreció bebida y bocadillos. Al finalizar el partido, la marea humana se desplazó hacia el centro. "Vino bastante gente a por cerveza y cubatas", relató David Arizón, un camarero del Rugaca, en los Porches de Galicia. Las cervezas y los cubalibres fueron los más vendidos en este bar.

Por suerte, en Huesca no hubo que lamentar incidentes, salvo una asistencia médica por una herida de botella en la mano de un aficionado, y tampoco grandes destrozos, aunque los operarios municipales replantaron ayer las flores de la plaza de Navarra.

Fiesta por la provincia

Muchos pueblos del Alto Gállego, como Sabiñánigo, Sallent de Gállego o Biescas, instalaron pantallas. Sin embargo, en Jaca no hubo iniciativa municipal, así que la afición se concentró en los bares. "Se ha notado mucho el Mundial", adujo Guillermo Lope, uno de los propietarios de La Dama Blanca.

En los Monegros, la Agrupación de Peñas de Sariñena reunió a 500 personas. "El ambiente era inmejorable", aseguró el presidente, Sergio Lana. También la mayoría de establecimientos estuvieron hasta arriba y, a pesar de la lluvia, la alegría se trasladó a la calle. Por su parte, la pantalla de la plaza Mayor de Monzón agrupó a más de 2.500 personas, y los bares "estaban a reventar", explicó el concejal de Juventud, Carlos Dueso.

Y más de 1.000 barbastrenses acudieron al Centro de Congresos, donde los beneficios de la recaudación -todavía sin contabilizar- irán destinados al tratamiento de Diego Ballesteros, ciclista accidentado en la Race Across América.

Etiquetas