Despliega el menú
Huesca

VUELO ACROBÁTICO

Suspenden un festival aéreo porque AENA exige un seguro de 60 millones de euros

Estaba prevista la actuación de un campeón de vuelo acrobático. La organización alega que ninguna compañía quiere contratar la póliza.

El aeropuerto Huesca-Pirineos iba a ser escenario el próximo 24 de julio de un festival aéreo de vuelo acrobático. Sin embargo, los organizadores han decidido suspenderlo debido a la elevada cuantía que exige AENA como seguro de responsabilidad civil, 60 millones de euros, ya que alegan que ninguna empresa aseguradora, en España y otros países europeos, está dispuesta a afrontar esa cuantía.

El festival lo promovía Top Fly, la escuela internacional que forma pilotos en el aeropuerto de Huesca. En el mismo iba a actuar el campeón español de acrobacias Cástor Fantova, un reputado piloto de la especialidad. La intención de Top Fly era acercar a los oscenses al aeropuerto y tener un gesto de agradecimiento por la acogida dispensada desde la apertura de la escuela hace cinco años, según justificó la empresa en una carta dirigida a varias instituciones a las que había pedido apoyo logístico.

En esa carta, a la que ha tenido acceso este periódico, informa de que cumple con todos los requisitos exigidos por la Agencia Española de Seguridad Aérea en materia de exhibiciones, pero que no ha podido superar el requisito impuesto por AENA a Top Fly para contratar una póliza de responsabilidad civil en su favor con una cobertura por un importe de 60 millones de euros.

Fuentes de AENA confirmaron esa exigencia, pero matizaron que pese a la elevada cuantía, la prima es asumible. Ésta se situaría en torno a los 2.000 euros. "El seguro es necesario, se pide en cualquier aeropuerto, en función de la categoría del mismo", indicó un portavoz. "No tenemos inconveniente en que se haga el festival, pero tenemos que garantizar la seguridad y la responsabilidad ante cualquier cosa que pueda ocurrir", añadió.

La escuela de pilotos no ha querido hacer declaraciones al respecto. Pero en la carta remitida a las instituciones para agradecer la ayuda prestada, justifica que el problema no es el importe de la prima sino que ningún agente asegurador está dispuesto a suscribir una póliza por 60 millones, ni en España ni en otros países europeos, como Francia, Reino Unido o Alemania.

Ante la eventualidad de un posible accidente, el aparato cuenta con un seguro propio. Además, los organizadores tienen que suscribir otro de responsabilidad civil para el caso, por ejemplo, de que una valla dañe a un espectador. El que pide AENA cubriría daños en aeronaves, pasajeros o instalaciones.

Top Fly, principal operador del aeropuerto y que tiene un convenio con la empresa pública para el uso de la infraestructura, se había dirigido a la Diputación de Huesca, al Ayuntamiento de Monflorite y a la Delegación Territorial de la DGA para que le prestaran apoyo en la organización.

Etiquetas