Despliega el menú
Huesca

FERNANDO LOSFABLOS

"El Huesca, ni por afición ni por ciudad, merece bajar"

El dirigente azulgrana apuesta por un truinfo del equipo para no tener que mirar lo que ocurra en otros campos.

Fernando Losfablos, presidente del Huesca.
"El Huesca, ni por afición ni por ciudad, merece bajar"
JAVIER BLASCO

El Huesca no baja.

Eso es lo que pienso yo, sobre todo por el potencial de este grupo, cuyo compromiso marca la diferencia con otros equipos.

En dos meses de presidente no gana para sustos.

El equipo ha tenido un pequeño bajón. El año pasado fue después de Navidad y este ha sido a partir de marzo. Hemos pasado nervios y lo que nos queda de pasar todavía, porque en Vigo sufriremos un rato pero creo que al final será para bien.

¿Tiene el corazón entero?

Sí, la verdad es que todavía me queda algo.

¿Usted también cree que el gol de Camacho en Villarreal fue una señal?

Cuando acabó el partido también compartí esa sensación con algunos compañeros. El fútbol tiene estas cosas, lo mismo que nos quitó en El Alcoraz contra el Betis en el último segundo nos lo encontramos en Villarreal, donde el equipo local fue muy superior al nuestro pero Juanjo metió ese gol que fue una especie de llamada divina. Me llegó un mensaje desde Huesca que decía "Dios existe y se ha vestido de azulgrana".

Lo del Cádiz, sin dejar de ser una gran gesta, ya fue más normal?

Ese partido era una final. Si hubiéramos dejado escapar los tres puntos ahora estaríamos hablando de que tendríamos pocas opciones de salvar la categoría. Creo que el equipo empezó un poco temeroso, pero después se vino para arriba porque este vestuario es muy fuerte, con un excelente compañerismo y gran entrega.

¿Qué sintió viendo cómo cinco mil personas se quedaban en sus asientos un cuarto de hora aplaudiendo a sus héroes?

Sientes una gran emoción y te das cuenta de que esas cinco mil y pico gargantas están apoyando a muerte y piensas que este equipo, ni por la ciudad ni por la afición, se merece bajar. Tanto sufrimiento y tanta lucha después de noventa minutos quedan recompensados con ese aplauso final.

¿Había percibido una cierta distancia entre el equipo y la grada en semanas anteriores?

Creo que la afición siempre ha estado con el equipo, lo que pasa es que es fácil estar con él cuando todo va bien. El partido del Real Unión y otros en los que se había perdido cierta identidad en el juego habían puesto a la gente más nerviosa y la habían vuelto más desconfiada, pero yo he sentido su apoyo todo el año.

La afición se ha volcado en las últimas citas, pero el club también ha hecho su esfuerzo para ello.

Hemos hecho un esfuerzo, pero que vayan mil personas a Villarreal, que no está a la vuelta de la esquina, es muy grande. Insisto en que la afición nunca ha dejado de estar con el equipo. Que el martes por la tarde ya estuvieran agotadas las entradas para ir a ver al Cádiz dice mucho del deseo de los seguidores azulgranas de que el equipo permanezca en Segunda.

Vigo es la última estación. ¿También lo va a ser para la marea azulgrana?

Vigo está muy lejos, es un desplazamiento largo... estamos mirando combinaciones pero es más difícil que vaya mucha gente.

Las matemáticas son muy favorables al Huesca, dicen que hay pocas probabilidades de que baje, pero hay que puntuar sí o sí...

Las matemáticas son exactas si el Huesca consigue los tres puntos, que en ese caso no hay posibilidades de descender. El mal menor sería empatar y que los resultados nos acompañaran. Llevo diciendo todo el año que este equipo puede ganar en cualquier campo y a cualquier equipo.

¿Teme que haya componendas en otros campos, como suele ocurrir en cada final de Liga?

Intentamos estar al margen de eso. Se oyen muchas cosas, pero al depender de nosotros mismos, nosotros tenemos que ir a hacer nuestro partido. Y si ganamos, los posibles 'tejemanejes' que se puedan dar en otros estadios nos tienen que dar igual.

¿Estará en Vigo?

Por supuesto que sí. No me lo puedo perder.

Si se confirma la permanencia, lo cual volvería a ser un magnífico logro, habrá que celebrarlo?

Claro que sí, después de todos estos nervios...

¿En Vigo o en Huesca?

Pues sí es preciso primero en Vigo y después en Huesca.

Un trabajo absorbente, una familia recién ampliada, un Huesca que se lleva mucha energía, estará esperando las vacaciones como agua de mayo?

Esta Segunda se hace larga. Tengo ganas de que acabe para tomarme quince o veinte días de relax, desconectar de fútbol y cargar las pilas para la pretemporada.

¿Se involucrará en la confección de la plantilla o lo dejará en manos de los profesionales?

Mi trabajo es muy absorbente y en el club hay gente especializada en la gestión deportiva. No necesito ni pedir información porque se me informa. Yo entiendo de mi negocio, de fútbol también, pero hay que gente que entiende más y está todo el día en el club.

Etiquetas