Despliega el menú
Huesca

AYUDA A TOXICÓMANOS

El centro del Proyecto Hombre amplía su sede para atender a más personas

El obispo Milián inauguró las nuevas instalaciones, gestionadas por Cáritas Interdiocesanas.

El obispo de Barbastro-Monzón bendijo las nuevas instalaciones.
El centro del Proyecto Hombre amplía su sede para atender a más personas
JAVIER BLASCO

El obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, inauguró ayer en Huesca las nuevas instalaciones del Centro de Solidaridad, donde Cáritas Interdiocesanas desarrolla el Proyecto Hombre. En 2009 sus cinco trabajadores, con apoyo de más de 15 voluntarios, atendieron de forma directa a 150 personas, además de desarrollar diversos programas de prevención en centros educativos de toda la provincia. Aland Medal, secretario, indicó que las adicciones son un problema cada vez "más frecuente" y no solo referidas al consumo de drogas. "También hay ludopatías, adictos al móvil, a Internet...".

El incremento de la demanda para el tratamiento de las adicciones aconsejó buscar una nueva sede más amplia en la calle de Sancho Abarca, 18, junto a las antiguas instalaciones.

Las tres diócesis

El centro depende de las tres diócesis de la provincia: Huesca, Jaca y Barbastro-Monzón. El prelado de esta última fue el encargado de bendecirlo. Al acto también asistió el vicario de Huesca, Nicolás López, así como el personal y los voluntarios que trabajan en él. Alfonso Milián comentó en su discurso que es un trabajo "hermoso y necesario para los que se ven atrapados en algo tan fuerte como las drogas".

Sobre la misión que desarrolla Cáritas dijo que es reconocida por muchos ayuntamientos "que ven que hacemos una tarea que ellos a veces no pueden hacer". La misión de la Iglesia, añadió, es "ayudar a las personas". "Hay dinero para salvar a un banco, pero no hay apenas dinero para salvar a los pobres".

Etiquetas