Despliega el menú
Huesca

SD HUESCA

Un punto en Vigo puede ser suficiente

Los azulgrana se la jugarán ante el Celta: la victoria les daría la salvación automática y el empate también podría servir.

El Huesca se jugará en Vigo su permanencia en Segunda División. La buena noticia es que está fuera del descenso, sigue dependiendo de sí mismo y una victoria en Balaídos garantiza la salvación en todas las combinaciones. A partir de ahí, sigue habiendo muchas posibilidades, pero buena parte de ellas sonríen a los azulgrana. El empate con un Celta de Vigo que ya no se juega nada puede servir; incluso, perder si se produce una carambola inaudita. El día y hora se conocerá cuando la LFP fije hoy los horarios de la 42ª y última jornada.

Las cuentas tienen ahora como referencia a la Unión Deportiva Las Palmas, que marca la distancia con el descenso y suma un punto menos que los oscenses. Así, habría que hacer lo mismo que los insulares; estos reciben a un Nástic de Tarragona virtualmente salvado y al que le bastan las tablas. Entre altoaragoneses y canarios median tres equipos más (Albacete, Salamanca y Murcia) con los mismos puntos que el Huesca, 49. Los de Calderón son primeros de esa miniliga gracias a su mejor golaverage.

También habrá que estar atentos a estos rivales El Murcia visita a un Girona que no está salvado, y Albacete y Salamanca disputan, a priori, trámites con Cartagena y Villarreal B, respectivamente. Después, el Cádiz recibe al Numancia, otro que ya está de vacaciones, y el Real Unión despide la liga en el Gal ante un Hércules que se disputa la última plaza de Primera con el Betis.

Otro factor son los múltiples empates a puntos, en los que puede entrar incluso un Rayo que despide el curso ante el Recre. Un caos matemático que se ha de sintetizar con que serviría el empate del Huesca para quedarse fuera del alcance de Cádiz y Real Unión. Y, con esto, bastaría con que solo uno de los otros cuatro clubes pinchase, empatando o perdiendo, ya que se tiene el golaverage particular a favor con Cádiz, Albacete, Murcia y Salamanca. Está igualado con Las Palmas y perdido con Real Unión. Si, por el contrario, se pierde frente al Celta, tocará aguardar que Las Palmas también lo haga y que ni Cádiz ni Real Unión venzan. O que, al menos, solo adelanten a los oscenses tres equipos, con atención puesta a los empates múltiples a puntos.

La tarde se consumió en un carrusel de idas y venidas, goles y saltos en la clasificación. En el momento más crítico, con el gol de Enrique, el Huesca se hallaba de manera eventual penúltimo y a tres puntos de la permanencia. Es decir, con la cabeza sumergida en el fango de la Segunda B. Lo arregló el sensacional tanto de Helguera para que, al descanso, la salvación se hallase a un solo punto. Se convertía en la principal referencia Las Palmas, que estaba cediendo en Murcia, y caía en el pozo el propio Cádiz, a los que acompañaba un Real Unión goleado en Córdoba.

La tarde se torció asimismo con algunos marcadores más o menos lógicos. El Albacete sentenció pronto su cruce con el Girona. En el receso ya se hacían cábalas; Las Palmas a un punto y Albacete, Murcia y un Salamanca que empataba con el Betis, a dos. Los azulgrana buscaban el 2-1 y Helguera se autoexpulsaba.

Mientras, el Salamanca volvía a la camilla después de que Odonkor igualara para el Betis. La atención regresaba por fin, y por una buena causa, al Alcoraz. El gol de Camacho sacaba a los altoaragoneses del descenso y les otorgaba una ventaja de un punto sobre Las Palmas, dos sobre Cádiz y tres sobre Real Unión. Una herencia valiosísima que deja la sufrida tarde de ayer y que se debe refrendar en el histórico Balaídos, tierra de meigas y de permanencia.

Etiquetas