Despliega el menú
Huesca

PATRIMONIO

Desprendimientos en la cornisa obligan a vallar el torreón de Puerta del Pirineo

El barrio de María Auxiliadora denuncia el deterioro de la construcción y reclama su uso como almacén de juguetes y libros para niños.

Vallas y cintas impiden acercase al torreón del parque Puerta del Pirineo por desprendimientos.
Desprendimientos en la cornisa obligan a vallar el torreón de Puerta del Pirineo
JAVIER BLASCO

El torreón del parque de la urbanización Puerta del Pirineo está inservible por dentro y por fuera. Los desprendimientos de parte de la cornisa han obligado a acordonar la zona cercana al edificio, situado en medio de un parque muy concurrido por familias con niños. La Asociación de Vecinos del Barrio de María Auxiliadora envió una carta al Ayuntamiento de Huesca denunciando el deterioro de la pequeña construcción octogonal, que se acondicionó en 2002 con la intención de abrirla al público pero que permanece cerrada y sin uso.

En repetidas ocasiones, la asociación de barrio ha solicitado al ayuntamiento que le deje utilizar el torreón para almacenar juguetes y libros, de manera que los niños de la zona tengan una alternativa de entretenimiento en este espacio a la vez que se le da utilidad al emblemático espacio. El lugar dispone de luz y agua, ya que hasta tiene unos servicios.

Pero el equipo de gobierno municipal PSOE-PAR ha denegado repetidamente esta petición, incluso con una decisión plenaria a partir de la propuesta presentada por Chunta Aragonesista.

Un informe del arquitecto del ayuntamiento concluyó que el uso como ludoteca del torreón no es viable "por su escasa capacidad, salvo que se pensara en utilizar la planta baja como una pequeña sala de lectura, al estilo de la casita de Blancanives del parque, durante los meses de verano". En cualquier caso, los responsables municipales señalaron que, tratándose de niños, las responsabilidades eran muchas, por lo que la asociación no podría hacerse cargo de su funcionamiento.

Una promesa del alcalde

La representante de los vecinos, Carmen García, ha reiterado que durante la campaña electoral de 2007, el alcalde y candidato a la alcaldía, el socialista Fernando Elboj, "nos dijo que como el torreón estaba vacío se podía utilizar". De hecho, el recinto, con 22 metros cuadrados en su planta baja, fue escenario de algún montaje del festival artístico Okuparte.

En determinados momentos el ayuntamiento ha dejado a los vecinos la llave para engancharse a la luz e iluminar el parque en algún festival. "El año pasado nos dejaron entrar y hasta lo limpiamos porque estaba lleno de excrementos de pájaro", dijo García.

La asociación recogió en su sede juguetes y libros con la intención de depositarlos en el torreón, pero no han vuelto a obtener permiso de acceso. "No sabemos porqué se nos dice que no cuando un informe de la arquitecta municipal de marzo de 2008 considera que la planta baja puede usarse y, además hay extintor, aseo y alumbrado de emergencia", comentó.

Cuando se inauguró la urbanización del polígono Puerta del Pirineo, en 2001, se planteó convertir el torreón en un museo de las culturas dedicado al que fuera obispo de Huesca Javier Osés. "Parece que mantienen la idea, pero que nos digan si hay y presupuesto y para cuándo porque mientras podemos utilizarlo nosotros y evitar su deterioro " insistió Carmen García.

En su opinión, además de las tensiones existentes entre la asociación de vecinos y el alcalde a causa de la subestación eléctrica de Doctor Artero, la negativa responde a un "error de interpretación sobre" el término ludoteca, "que tiene más implicaciones de las que nosotros pretendemos".

El torreón, junto al que hay un pozo, formaba parte de las huertas que a finales del siglo XIX compraron las monjas de Santa Ana y a las que las religiosas y alumnas internas acudían como lugar expansión.

Etiquetas