Despliega el menú
Huesca

SUBVENCIONES

El recorte de ayudas hace peligrar algunos servicios para discapacitados de Cadis

La entidad pidió ayer al Justicia que medie ante la DGA para que no siga reduciendo estas subvenciones.

 "La DGA ha recortado un 60% la partida de subvenciones para programas de discapacitados en dos años y ahora las entidades van a tener que prestar algunos de esos servicios en muy malas condiciones o directamente dejar de prestarlos". Esta fue la denuncia que transmitió ayer el presidente de la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad de Huesca (Cadis), Francisco Ratia, al Justicia de Aragón, a quien solicitó su ayuda para mediar ante el Gobierno de Aragón con el objetivo de que no se sigan recortando estas ayudas públicas, "que son fundamentales para que nuestras entidades continúen con sus programas".

Ratia aludió directamente a los problemas que están encontrando algunas asociaciones que trabajan con discapacidades intelectuales (Down o Alzheimer) o físicas (Esclerosis Múltiple) ya que la reducción de ayudas está poniendo en peligro algunos servicios de tipo ambulatorio que prestan, "como sesiones de terapia logopédica para niños que están fuera de la edad de atención temprana y que solo se pueden realizar en base a esas subvenciones".

El presidente de Cadis, que agrupa a 16 asociaciones que abarcan diferentes tipos de discapacidad (física, intelectual, sensorial, enfermedad mental y múltiple), reclamó que la situación económica "no revierta al final en las personas más débiles, que son las que la Administración tiene la obligación moral y legal de proteger". Ratia admitió que el plan de austeridad de la DGA también tiene que afectar a estas entidades, "porque no somos islas", pero denunció que la rebaja de subvenciones aplicada en 2009 (20%) y 2010 (40%) "nos parece excesiva y nos asusta porque sirven para prestar servicios básicos, mientras otras ayudas no se recortan".

Por otra parte, Cadis informó al Justicia de las carencias que siguen detectando en la ciudad y en otros puntos de la provincia en materia de accesibilidad en vías y edificios públicos. Ratia reconoció que la situación "es mucho mejor que hace 10 años", aunque hizo hincapié en que "queda muchísimo por hacer" y mostró su confianza en que el Ayuntamiento siga avanzando en esta materia con el Plan Urban y del Plan E.

García Vicente elogia su labor

Mientras, Fernando García Vicente sugirió a los miembros de Cadis que le hagan llegar todos problemas detectados para trasladarlos en su nombre a la Administración. Aseguró entender sus quejas porque, por ejemplo, "no deja de ser injusto que una persona discapacitada no pueda ir al logopeda porque no tenga dinero para pagarlo", subrayó. Por último, elogió la labor de las entidades oscenses "porque son pioneras en Aragón y porque aunque sean profesionales, lo que hacen nunca se puede pagar con dinero".

Etiquetas