Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Cuatro jornadas de infarto

Aficionados ayer, comprando entradas en las oficinas
Cuatro jornadas de infarto
JAVIER BLASCO

"Las malas rachas se acaban y las buenas, también". El entrecomillado pertenece a Antonio Calderón, técnico de la SD Huesca, y la frase la pronunció 72 horas antes de medirse al Castellón. La mitad de la frase se cumplió. Su equipo ganó y volvió a sumar tres puntos. El problema fue el resto. Los del furgón de cola siguen apretando y lo que queda hasta el final da vértigo. Eso sí. Ante todo mucha calma. Para combatir la ansiedad, nervios de acero. Y en eso van de la mano el técnico, el presidente de la entidad, Fernando Losfablos, y el coordinador de las Peñas del Huesca con el club, Tomás Félix.

Quedan cuatro jornadas para acabar, para que siga en pie el sueño de un equipo en la elite del fútbol y para mantener encendida la llama de proyectos como el de la Ciudad Deportiva del Huesca o vinculada al Huesca. Pero para eso hay que seguir en la categoría de plata. Lo mejor es que el Huesca sigue dependiendo de sí mismo. Si lo hace bien, no necesita cruzar dedos en otros campos.

Eso sí, el horizonte próximo es, cuanto menos, complicado. Este sábado llega el Betis, luego se devuelve visita a un Villarreal B que tan grata impresión dejó en El Alcoraz, se recibe al Cádiz en un partido que puede tomar tintes de tragedia y se cerrará la temporada en Vigo. Casi nada. Eso sí, los rivales en la lucha por la permanencia tampoco tienen un camino alfombrado. En la próxima jornada, el Salamanca recibe a un Real Unión en velocidad de crucero; en la 40, el Cádiz se mide con la Real Sociedad, el Elche recibe al Murcia; en la 41, el Salamanca jugará contra el Betis y el Córdoba al Real Unión y en la última estarán en juego el Girona-Murcia y el Villarreal B-Salamanca. La realidad es que la Liga está tan apretada que nadie viaja tranquila y una mala racha te puede hundir.

El club azulgrana ya ha empezado a preparar la visita del Betis de Víctor Fernández. La jornada está declarada como de medio día del club y cada socio puede retirar desde ayer lunes dos entradas más a mitad de precio de taquillas hasta agotar localidades. El objetivo es arropar a los jugadores frente a un Betis con muchos seguidores en Cataluña por lo que se quiere que su apoyo sea testimonial. Ayer, el ritmo de venta era bastante importante en la sede del club, en la avenida Dr. Artero, 2. Todo apunta a que El Alcoraz será una caldera este sábado para un equipo que quiere coger aire.

"En Castellón se tenían nervios, pero lo importante es que se dio la talla y al final, el resultado fue muy bueno, porque de haber perdido ahora estaríamos con un grave problema (en puestos de descenso)", indica Tomás Félix. Huesca se fue del Nuevo Castalia con tres puntos y las bajas de Helguera y Corona por acumulación de amonestaciones para el partido contra el Betis. Pero no hay preocupación por tan sensibles bajas. Hay confianza en el grupo. "Allí ya hicimos un buen partido, y aquí seguro que también lo haremos bien. El Betis no me da miedo, y el Villarreal B tampoco. Son partidos que hay jugarlos sin hacer el canelo. No puede pasar lo del Real Unión. Tenemos que sujetar los partidos cuando la situación así lo requiere", indica.

El resultado en el Nuevo Castalia no solo sirvió para sumar tres puntos balsámicos. Se rompió la mala racha lo que supone limpiar las cabezas de los jugadores y cuerpo técnico. La temporada te lleva a enfrentarte a todos los demás equipos, por lo que nada mejor que olvidarse del calendario para afrontar lo que resta de competición con calma. Antonio Calderón ha insistido (e insiste) en todas sus ruedas de prensa que la tranquilidad, asumir qué es el Huesca y el trabajo son el coctel de la permanencia. "Nunca hemos reprochado al equipo que ha dejado de dar la talla. Siempre lo han dado todo y eso es muy importante", subraya Tomás Félix.

El coordinador de las peñas tiene claro que la maniobra de la directiva de acotar a la afición del Betis con la masiva presencia de aficionados azulgranas en las gradas es un punto a favor del once que ponga en liza Calderón. "Contra el Betis, el equipo tiene que salir muy tranquilo. Si se gana fenomenal, pero no hay que perder. Ellos están en la pomada, pero que nadie se olvide que en su campo lo tuteamos".

I. V.

Los socios del Huesca empiezan a retirar localidades para el vital encuentro de este sábado contra el Betis

Etiquetas