Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La cantera echa raíces en Barbastro

.

Una de las muchas fotos de familia que se realizaron a la conclusión del torneo basbastrense. Los jugadores de la Real Sociedad aparecen en primer término.
La cantera echa raíces en Barbastro
JOSé LUIS PANO

El torneo de base celebrado en la Ciudad del Vero se cerró con los triunfos de Real Sociedad y Valencia y un éxito organizativo

barbastro. Las canteras de la Real Sociedad y del Valencia demostraron ayer en Barbastro que atesoran con futbolistas de calidad y futuras promesas que darán que hablar en la liga de las estrellas el día de mañana. Los equipos de ambos clubes fueron los rotundos ganadores del II torneo Aguas de Barbastro en categoría benjamín -los donostiarras- y alevín -los valencianos- y además sus jugadores se llevaron por la unanimidad del cuerpo técnico y responsables de la organización los trofeos de mejores jugadores, porteros y máximos goleadores.

El II Torneo Aguas de Barbastro, organizado por la centenaria empresa de la ciudad del Vero, en colaboración con el fútbol base de la U.D. Barbastro y el Ayuntamiento, se cerró en la mañana de ayer con un nuevo éxito y dejando un fútbol de alta calidad a pesar de la prematura edad de los participantes.

Unas trescientas personas, entre jugadores, entrenadores y técnicos y responsables de la organización participaron en esta segunda edición de un torneo que aspira a tener un hueco en el panorama nacional. A ellas habría que añadir las cerca de doscientas personas que se han movilizado, entre padres y familiares de los pequeños deportistas, dejando un buen sabor de boca en la hostelería local.

El torneo arrancó el sábado por la mañana con la competición prebenjamín que se fue para la U.S. Sitges. Ya por la tarde tuvieron lugar las competiciones en alevín, de fútbol 11, y benjamín, de fútbol 7, disputadas por los clubes de la U.D. Barbastro, Amistad de Zaragoza, U.S. Sitges, Real Zaragoza, Valencia C.F., Rayo Vallecano y Real Sociedad.

En categoría benjamín, el campeón fue la Real Sociedad que se impuso en un buen partido al Valencia por 5 a 2. El Rayo Vallecano fue tercer al vencer a la U.S. Sitges en la final de consolación, la U.D. Barbastro terminó quinta y el Amistad de Zaragoza en sexta posición.

El trofeo al mejor portero fue para Pau Ferrer, del Sitges, el título de máximo goleador recayó en Aitor Iriondo, de la Real Sociedad, y el mejor jugador fue su compañero de equipo Dani Garrido.

En la categoría alevín, los valencianos se tomaron la revancha y vencieron a la Real Sociedad por 2 a 0. El Real Zaragoza se impuso al Rayo Vallecano en el partido por el tercer y cuarto puesto, y la U.S. Sitges fue quinta mientras que la U.D. Barbastro fue sexta.

Máximo goleador

El trofeo del máximo goleador viajó hasta Zaragoza y San Sebastián ya que hubo un triple empate entre el jugador maño Alejando Millar y los donostiarras Urko Iruretaigoenea e Iván Quintanilla. La organización otorgó el premio al mejor portero a los guardametas valencianos David Catalán y Jorge Rives, así como el título de mejor jugador al centrocampista levantino Iván Cuenca.

Todos los jugadores se llevaron una medalla y una camiseta conmemorativa del encuentro, así como el Ayuntamiento entregó a todos los clubes una estatuilla réplica de la Torre de la Catedral. A su vez, el Real Zaragoza y la Real Sociedad entregaron a la empresa organizadora un recuerdo de su estancia en Barbastro.

El responsable del torneo, el presidente de Aguas de Barbastro, Pablo Bravo estaba "muy satisfecho" por el resultado. "Ha habido un buen nivel de fútbol, con dos bonitas finales y todos los clubes se van muy contentos por el trato recibido. Hemos tratado hacer un cartel ambicioso y lo hemos conseguido, con un Valencia y una Real Sociedad que han dado un gran espectáculo. Esto nos anima a seguir trabajando en el torneo", señalaba.

Por su parte, el acalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, que estuvo presente en al entrega de trofeos, indicaba que esta competición constituye "un buen escaparate para el deporte del fútbol y para la ciudad. Tener tantos críos jugando a ese nivel es una satisfacción deportiva pero también desde el punto de vista de la ciudad, con la gran afluencia de visitantes que han venido y que ha supuesto una oportunidad para conocer nuestra ciudad y entorno y para la hostelería. Es de agradecer tanto a Aguas de Barbastro como a la U.D. que se desarrolle este torneo".


Etiquetas