Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Justas y caballos convierten Monzón en un escaparate medieval

La localidad retrocede en el tiempo con el X Homenaje a Guillem de Mont-Rodón, que acaba hoy.

Una de las exhibiciones de la vida militar medieval.
Justas y caballos convierten Monzón en un escaparate medieval
JOSé LUIS PANO

La villa de Monzón se asemeja desde ayer a una población de la Edad Media. La plaza Mayor, las calles del casco antiguo y la fortaleza templaria fueron tomadas por los caballeros y damas del medievo para participar en el décimo homenaje al maestre de la Orden del Temple Guillem de Mont-Rodón, quien fue tutor de Jaime I, organizado por la Concejalía de Turismo y que concluye hoy a mediodía con una ofrenda floral, unas justas medievales y unas exhibiciones ecuestres, imas actuaciones de magia por Civi Civiac y un concierto de la Coral Montisonense en el castillo. El mayor atractivo de ayer fue el mercado artesanal, en el que había una treintena de puestos con quesos, embutidos, repostería, licores, dulces, textil, calzado, bisutería y objetos decorativos, y los artesanos trabajando en sus productos.

A lo largo de la mañana los grupos de recreación histórica Senderos Legendarios y Héroes del Destino realizaron varias exhibiciones de la vida militar de la época y de la vestimenta utilizada por los guerreros. También el grupo teatral Trotamundos, Los Templarios de Monzón, la Asociación Templaria Tradiciones y vecinos ataviados con ropaje de la época se sumaron a la fiesta y pusieron el toque medieval. Por la tarde llegó la representación de la entrada de Jaime I con la bienvenida de los vecinos y los dances en su honor a cargo de L' Orache y los franceses Pasarelles Muretaines. Tras la bienvenida, la comitiva regia y popular ascendió al castillo acompañada con los bombos y tambores de las cofradías donde se celebraron las justas medievales.

Etiquetas