Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SOLIDARIDAD

Aspanoa abrirá una residencia para 50 niños con cáncer en junio de 2011

La asociación inició ayer en Almudévar las obras del primer centro en Aragón de estas características, que costará 1,8 millones.

La plantación de un olivo simbolizó el inicio de las obras.
Aspanoa abrirá una residencia para 50 niños con cáncer en junio de 2011
JAVIER BROTO

La plantación de un olivo como símbolo de la solidaridad entre Almudévar y la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón (Aspanoa) sirvió ayer para escenificar el inicio de las obras de la primera residencia de la comunidad donde 50 niños enfermos de cáncer y sus familias podrán descansar de los momentos "amargos y difíciles" que pasan en los hospitales y mejorar su calidad de vida.

La inauguración del edificio (ejecutado por Construcciones Arruebo) está prevista para junio de 2011 y el presupuesto es de 1,8 millones de euros. La asociación asume el 50% con fondos propios y para el resto ha conseguido la colaboración de la DGA, Ibercaja, CAI, Caja Laboral, Caja Navarra y de otras personas y entidades que han aportado su pequeño grano de arena (Matilde Vizcarri, José María Badía, Mercedes Retivel y la Asociación Cultural y Deportiva de los Bomberos de Zaragoza).

La residencia tendrá una superficie de 1.406 metros cuadrados. En la planta baja (1.075 metros) habrá una sala multiusos para reuniones, comedor, museo, espacio de recreo...; dos amplias salas con 25 literas para niños y otras 25 para niñas; habitaciones para el médico y la enfermera; la recepción, el despacho para dirección y la sala de juntas; y otros servicios como ascensor adaptado, cocina, almacén, vestuarios y zona para limpieza. Mientras, en la planta superior se habilitarán 8 habitaciones con baño para las familias.

Además, el recinto dispondrá de una pista polideportiva y de un área de ocio ya que Aspanoa pretende utilizar también la residencia para organizar campamentos de verano y crear un espacio de convivencia con otras asociaciones homólogas de España.

Miguel Casaus, presidente de Aspanoa, agradeció especialmente el respaldo del Ayuntamiento de Almudévar, que en 2002 les cedió los terrenos del antiguo campo de fútbol para hacer realidad este proyecto que completará el abanico de servicios que viene prestando la asociación desde hace 22 años dando apoyo moral, psicológico y económico para las 600 familias de niños enfermos de cáncer que atienden en Aragón, La Rioja y Soria. Un número que no deja de crecer ya que, según los últimos estudios, entre 35 y 40 niños son diagnosticados cada año en Aragón por una enfermedad oncológica. "La esperanza que tenemos es que el 77% de casos que hoy en día se curan vaya aumentando cada vez más", deseó.

María Antonia Borderías, alcaldesa de Almudévar, no ocultó su satisfacción por que su localidad acoja "un proyecto social de esta envergadura". Además, recordó emocionada la figura de su predecesor, Jaime Dena -fallecido en agosto de 2001 debido a un cáncer-, ya que fue quien emprendió este proyecto. "Mientras vivió su enfermedad estuvo al pie del cañón y una de las últimas palabras que me dijo es que nunca dejara de la mano a Aspanoa", manifestó. También quiso elogiar el trabajo y la dedicación de las familias y voluntarios, "porque sin vosotros nada de esto sería posible".

Por último, el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, resaltó que "la mejor manera de poner al servicio de los ciudadanos los recursos que nos proporcionan a las instituciones es con proyectos sociales como este, que son los que marcan la diferencia en un estado de bienestar".

Etiquetas