Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

GRANIZADA

Los sindicatos elevan a 2.000 las hectáreas afectadas

Los mayores daños se localizan en la comarca de Monegros y en cultivos como la cebada y los guisantes.

Los sindicatos elevan a 2.000 las hectáreas afectadas
Los sindicatos elevan a 2.000 las hectáreas afectadas

Las afecciones causadas por el pedrisco registrado el pasado domingo se elevan al 100% en algunos de los cultivos de cebada y guisante de las localidades de Lastanosa, Sariñena y El Tormillo. Ante ello, los sindicatos UAGA y Asaja, que han confirmado que el granizo ha afectado a alrededor de 2.000 hectáreas de las comarcas de Los Monegros, Bajo Cinca y Somontano, exigen "celeridad" en las peritaciones de los daños.

En concreto, los cultivos más castigados han sido los de cebada, maíz, guisante, alfalfa, fruta y viña y el mayor foco de afección, a excepción de la localidad del Tormillo, se sitúa en Los Monegros con daños en los términos municipales de Lastanosa, Sariñena, Capdesaso, Castelflorite, Lamasadera, Lalueza y San Lorenzo del Flumen.

De hecho, en algunas de estas zonas todavía podían verse ayer restos del pedrisco descargado por la tormenta, que se registró sobre las 17.30 y que se prolongó durante escasos minutos. No obstante, la virulencia de la misma, que descargó pedrisco del tamaño de una canica, ha provocado que varios campos de cebada, especialmente los más adelantados, así como los cultivos del guisante, que se encontraban en plena floración, hayan sufrido daños de hasta el 100%. En la alfalfa, dependiendo de si se había efectuado el corte, las afecciones van del 80 al 100%; y en el maíz, recién sembrado, los daños son menores, según los datos de los sindicatos.

Asaja pide una red antigranizo

A falta de una cuantificación económica, UAGA y Asaja consideran que las pérdidas serán "importantes" e insisten en la importancia de llevar a cabo cuanto antes las peritaciones con el fin de "hacer efectivo en el menor tiempo posible el pago de las indemnizaciones y en regadío, para permitir a los agricultores afectados realizar las labores necesarias para preparar una nueva cosecha", señala el secretario provincial de UAGA Huesca, David Solano.

Por su parte, José Fernando Luna, presidente de Asaja Huesca, además de insistir en esta urgencia y ante la repetición de estos hechos, vuelve a colocar sobre la mesa la propuesta de crear sobre esta zona la denominada 'red antigranizo'. "La pérdida de productividad a causa del granizo es muy preocupante, ya que afecta al sector ganadero e, incluso, limita las posibilidades de que las empresas de transformación, que necesitan una mayor garantía, opten por establecerse aquí", manifestó Luna.

Los viñedos rebrotarán

En el Somontano, Enate fue la población más afectada, y el viñedo, el cultivo que peor parte se llevó. La bodega Enate ha visto como el granizo afectaba a alrededor de un 30% de las viñas repartido en unas 40 hectáreas de esa localidad. Afectó a las variedades de chardonnay, merlot, tempranillo y cabernet, si bien desde la empresa vitivinícola eludían ayer hacer un diagnóstico alarmante ya que confían en que la planta se podrá recuperar con tratamiento.

El granizo cogió al viñedo una vez que se había producido la poda y en el inicio de su ciclo vegetativo. "Estamos tratando a la planta para que rebrote y se podrá recuperar bastante. El problema hubiera sido que el granizo hubiera cogido a la planta en un estado más avanzado, pero con los productos curativos ecológicos y abonos líquidos se podrá rebrotar. No es una pérdida alarmante", apuntaba Jesús Sesé, director de campo de Enate.

En la comarca del Cinca Medio la tormenta estuvo focalizada en Monzón, concretamente en los campos de cultivo de cebada y en menor medida de maíz de las partidas denominadas Monte Lax, Pallarols y Odina. Allí, las estimaciones del sindicato de UAGA cifraban que la tormenta dejó pedrisco en unas 200 hectáreas. Si bien no realizaron valoración económica ni de daños porque el cultivo se encuentra en su fase inicial y podría recuperarse.

En la zona de Paúles de Monzón también ha habido daño en la fruta de hueso como cereza, melocotones o nectarinas. El más serio ha sido en las cerezas porque la granizada se ha producido a veinte días de la recolección.

Etiquetas