Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Un mercado "viable" tendría que tener de 20 a 30 puestos, que pagarían 40 euros/m2

¿Cómo debería ser el futuro mercado municipal de Huesca? A esta pregunta contestaron ayer los técnicos de Mercasa, una empresa pública con una amplia experiencia en el sector (desde 1996 ha participado en la reforma y puesta en marcha de 140 mercados a nivel nacional) que está colaborando con el área de Desarrollo para estudiar si sería viable o no recuperar el servicio que hasta hace 9 años se ofrecía en la plaza de López Allué.

Una treintena de comerciantes de varios gremios, representantes de sindicatos (UGT, CC. OO., Asaja y Uaga), asociaciones vecinales y grupos políticos acudieron ayer al encuentro convocado en la sede de la CEOS. Tras escuchar una presentación global sobre la labor de Mercasa, Roberto Alonso Gordón, técnico de esta empresa, respondió a las dudas planteadas, especialmente sobre las características y los costes de los mercados municipales minoristas.

Así, señaló que un mercado "viable" para una ciudad como Huesca, con 53.000 habitantes, debería de tener entre 20 y 30 puestos. Además, aseguró que por experiencia recientes, como una nueva instalación que se ha abierto en Burgos, los comerciantes tendría que pagar una renta mensual de unos 40 euros por metro cuadrado. También subrayó que los puntos de venta deberían "seducir a los clientes" con muebles y equipamientos modernos, bien iluminados y elementos de comunicación visual y musical.

El técnico de Mercasa expuso las diferentes fórmulas para la construcción y puesta en funcionamiento de un mercado mostrando ejemplos de Tarragona, Sabadell, Burgos, Zaragoza... "que son perfectamente trasladables a cualquier otra ciudad".

Una de ellas consiste en que el ayuntamiento asumiera la construcción o rehabilitación del edificio siguiendo criterios de modernidad y aplicando nuevas tecnologías para luego ceder la explotación del servicio mediante una concesión a un grupo de comerciantes, que deberían pagar un canon anual. Otra posibilidad es que los propios empresarios se hicieran cargo de toda la inversión contando con ayudas municipales, autonómicas y estatales, y una tercera pasaría por combinar los puestos de venta de productos frescos con la implantación de una superficie comercial.

1.300 en toda España.

Desde Mercasa insistieron en que este tipo de servicios están en auge no solo desde el punto de visto comercial, "sino porque también ayudan a revitalizar los centros de las ciudades". A esta respecto, expusieron algunos datos: hay 1.300 operando en toda España con 75.000 puntos de venta que dan trabajo a más de 300.000 personas; generan unas ventas anuales en torno a los cinco mil millones de euros; y el 46% de los españoles compran sus productos frescos en tiendas especializadas de barrios y mercados municipales, por otro 33% que lo hace en supermercados.

Por su parte, el concejal de Desarrollo, Fernando Lafuente, volvió a dejar claro a los presentes que por ahora solo se están dando los primeros pasos para sondear a los comerciantes sobre el interés que tendrían en participar. Por ello, no puso plazos ni tampoco aclaró qué ubicaciones se podrían estudiar para la creación del mercado porque, destacó, "es un proyecto de largo trayecto".

Etiquetas