Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La temperatura desciende 13 grados en solo cuatro días

El mal tiempo durará hasta el jueves y se prevé nieve en el Pirineo y rachas de viento de hasta 80 km por hora.

La temperatura desciende 13 grados en cuatro días
La temperatura desciende 13 grados en solo cuatro días
GOBANTES

Huesca. El termómetro dio ayer una temperatura máxima en Huesca (observatorio de Monflorite) de 12 grados, frente a los 25 que se registraron el pasado jueves, 27 de mayo. Este brusco descenso de la temperatura está motivado por la entrada de una masa de aire polar que viene desde muy al norte, aunque no se puede hablar de una "ola de frío porque solo esperamos heladas en las zonas más altas del Pirineo", según dijo Gerardo Sanz, jefe del grupo de prevención y vigilancia de y portavoz adjunto de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón.

Comentó que a estas alturas del año el "sol calienta como en agosto y si se mantiene durante varios días y no entra aire del norte, las temperaturas suben bastante". Es lo que paso días atrás. El pasado jueves los mercurios alcanzaron los 24,5 º en Jaca, 25º en Benasque y 24,2 º en Bielsa, frente a valores de 12,8º; 8,1º, 10,7º que se registraron respectivamente ayer en esas mismas localidades.

"Ya dice el refrán que en mayo 'marcea' y es normal que a veces en mayo haga un tiempo más propio del mes de marzo lo que no quita para que haya un marcado contraste", dijo Sanz .

El meteorólogo adelantó que para los próximos días las temperaturas mínimas serán de entre 0 y 5º en las zonas altas, mientras que en las más bajas como Huesca capital estarán entre 5 º y 8º y las máximas no van a superar los 15º. Sin embargo, el cierzo, que soplará con fuerza, sobre todo en las comarcas del centro y el sur de la provincia, hará que la sensación térmica sea de más frío. En el Pirineo se prevé que las rachas de viento alcancen los 90 km/h mientras que en el centro y sur de la provincia sean de 80 km/h., lo que ha motivado que se active la alerta amarilla.

En cuanto a las precipitaciones de nieve se espera que afecte a las cabeceras de los valles del Pirineo y la cotas será de 800 metros "con lo cual las principales poblaciones no esperamos que se vean afectadas", dijo el portavoz de la Aemet. A última hora de la tarde de ayer, en las localidades del Pirineo no había caído ni un copo, pero sí en los montes que las rodean, como en las tucas de Ixeia (Benasque) a más de 2.500 metros de altura.

El tiempo fresco durará toda la semana, aunque empezará a templarse el jueves conforme se calme el cierzo, y de cara al fin de semana no se esperan grandes subidas. "Toda la semana tendremos tiempo de marzo", apuntó.

Etiquetas