Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ZARAGOZA

Las demandas judiciales por el impago de las hipotecas se duplican en un año en la provincia

Los juzgados cerraron el año 2009 con más de 390 peticiones de ejecución de préstamos frente a las 202 de 2008.

Siete claves para firmar una hipoteca
Las demandas judiciales por el impago de las hipotecas se duplican en un año en la provincia
R. GOBANTES

Desempleado e inmigrante. Ese el perfil mayoritario de quienes no pueden pagar el crédito que les concedió el banco para la compra de un piso y que se han convertido en víctimas de la crisis económica por partida doble al quedarse sin trabajo y sin casa. En la provincia de Huesca son cerca de 400 familias las que están en esa situación, ya que los juzgados de Primera Instancia y los de Primera Instancia e Instrucción cerrarán el año 2009 con más de 390 demandas de ejecución de hipoteca, según los datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial. Esta cifra supone un incremento del 93% sobre el número de demandas presentadas en 2008, que fue de 202, y multiplica por cinco las 74 ejecuciones de hipotecarias solicitadas en el año 2007.

Falta por computar el último trimestre del año pasado, pero la tendencia es clara. Desde enero a marzo de 2009 las entidades financieras de la provincia de Huesca presentaron 96 ejecuciones hipotecarias. En los tres meses siguientes fueron 105 las demandas y entre julio y septiembre, siendo agosto un mes inhábil, las demandas fueron 95. El último trimestre será similar.

A la moratoria de dos años en el pago de la mitad de su cuota hipotecaria que pueden solicitar quienes se han quedado sin trabajo solo se han acogido 44 familias altoaragonesas, según informaron desde el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Estas moratorias solo se conceden a quienes han visto reducido sus ingresos, no a los que se han quedado sin ellos.

Manuel Pérez, director de una sucursal financiera, explica que los préstamos hipotecarios que se están llevando a los juzgados son los que se han suscrito en los últimos cuatros años. "La dificultades en el pago se empezaron a notar en marzo de 2008, pero los problemas comenzaron en 2009". No obstante, Pérez considera que ya se ha tocado fondo. "Todo lo que se tenía que ir a mora ya se ha ido y ahora queda lo que se puede reconvertir", apunta. "Nosotros hemos renegociado un 10% de los hipotecarios en 2009", añade. Casi todas las demandas que se envían al juzgado se ejecutan. Los pisos que antes eran para los subasteros ahora revierten a los bancos y cajas que dieron el crédito. "Los precios que salen no cubren lo que cuesta el piso porque las tasaciones han bajado entre un 20 y un 30%", explica Manuel Pérez. Como ejemplo, un piso que en el barrio del Perpetuo Socorro se vendió por 120.000 ? ahora ni por 90.000 puede salir. Las entidades financieras ofrecen su viviendas en páginas web, pero en Huesca este mercado aún no es relevante porque desde que se presenta la demanda hasta que se hace efectiva pasan unos 18 meses. El paro por un lado y la incertidumbre económica por otro han tenido un incendia directa en el descenso de las hipotecas suscritas en la provincia, que han pasado de 11.353 en 2007 a poco más de 8.800 en 2009.

Etiquetas