Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El monasterio de Sijena lleva cinco años cerrado a las visitas pese a que no hay obras

Desde que empezó a restaurarse en 2005 solo se reabrió para la Expo, y no hay fecha para reanudar los trabajos.

El cartel que se exhibe en la puerta principal se colocó en abril de 2005 y solo se retiró para la Expo
El monasterio de Sijena lleva cinco años cerrado a las visitas pese a que no hay obras
P.A.P.

El monasterio de Sijena lleva casi cinco años cerrado al público. A pesar de que la primera fase de las obras de restauración concluyó en diciembre de 2007, el régimen de visitas no se ha restablecido y en la puerta del cenobio, los turistas siguen encontrándose con un cartel que les niega la entrada alegando "motivos de seguridad".

 

No obstante, la situación del edificio, que fue declarado Monumento Nacional en 1923 y Bien de Interés Turístico, es la misma que presentaba en julio de 2008 cuando se decidió reabrir "de forma excepcional" con motivo de la Exposición Internacional de Zaragoza. Por ello, el alcalde de Villanueva de Sijena y consejero comarcal de Turismo, Alfonso Salillas (PAR), cree que "no hay excusas" e insiste en la importancia de restablecer las visitas.

 

En su opinión, el Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón "debería, ante el retraso de la segunda fase de restauración del monasterio, abrirlo al público, ya que los turistas no corren ningún tipo de peligro y pueden disfrutar de una visita digna". En concreto, asegura que podría mantenerse el itinerario habilitado durante la Expo 2008 y de esta forma, permitir el acceso a la iglesia, el Panteón Real, la plaza, la capilla de la Trinidad, el coro o los dormitorios de Doña Sancha.

 

Sin embargo, la opinión de los gestores del cenobio es otra, ya que en la denominada Puerta del Pilar, que regulaba el acceso de los turistas durante la Exposición Internacional de Zaragoza, hay un segundo cartel que dice: "Dado que el monumento está en mal estado y conlleva algunos sitios peligrosos, las visitas son interrumpidas durante un tiempo indeterminado (con el acuerdo de la DGA)". El Gobierno de Aragón no ofreció ayer una explicación al prolongado cierre, pese a solicitarlo este periódico.

 

Cabe recordar que existe un convenio entre el Gobierno de Aragón y las Hermanas de Belén, moradoras del cenobio, que se firmó en el año 2000 y que tenía el objetivo de regular el régimen de visitas. El documento, que caducará el próximo mes de diciembre, permitió abrir el monasterio con regularidad hasta abril de 2005, es decir, justo hasta la fecha de inicio de la primera fase de las obras de restauración. Tras su finalización, siguió cerrado y por lo tanto, a excepción del verano de 2008, el convenio se ha incumplido.

"Es incomprensible"

"Durante los primeros años, especialmente, entre 2004 y 2005, el convenio se respetaba e, incluso, se pensó en la posibilidad de ampliar las visitas a cinco días semanales. No obstante, ahora es incomprensible que el cenobio esté cerrado y espero que recapaciten", apuntó Salillas. En su opinión, la apertura del monasterio supone una revitalización del sector turístico y, especialmente, una fuente de ingresos para el sector servicios. A modo de ejemplo, asegura que la casa natal de Miguel Servet en Villanueva de Sijena recibía alrededor de 9.000 visitantes cuando el monasterio estaba abierto y durante el último año, "nos hemos quedado en alrededor de 2.600".

 

Asimismo, el edil manifestó su preocupación ante el retraso que está sufriendo el inicio de la segunda fase de restauración del enclave. En octubre de 2008, el director general de Patrimonio de la DGA, Jaime Vicente, aseguró que los trabajos comenzarían "a lo largo de 2009" e, incluso, a finales de enero del pasado año presentó el anteproyecto al alcalde.

La crisis retrasa las obras

No obstante, de forma reciente desde Patrimonio se aseguró que todavía "no hay fecha de inicio" y justificaron el retraso en la "evidente" situación de crisis. Ahora, Salillas asegura que "la prioridad debe ser constatar que Caja Madrid, mecenas de este proyecto, sigue apoyando la rehabilitación del enclave y para ello, tenemos la intención de contactar con ellos y con el propio Gobierno de Aragón". Y es que afirma que "es una pena que nuestro gobierno no ejecute una obra que cuenta con el firme apoyo de una entidad de este calibre".

Etiquetas