Despliega el menú
Huesca

HUESCA

La puesta en marcha del servicio de autobús urbano se demora al otoño

El Ayuntamiento de Huesca solo reserva para 2010 el 25% del presupuesto que costará al año el transporte de viajeros.

Uno de los autobuses utilizados en la red de transporte de Huesca circula por el Coso Bajo.
La puesta en marcha del servicio de autobús urbano se demora al otoño
JAVIER BLASCO

Tenía que haber entrado en funcionamiento en 2007, pero la puesta en marcha del servicio de autobús urbano de Huesca no será hasta el próximo otoño. Así lo reflejan los presupuestos del Ayuntamiento para 2010, que solo han reservado una cuarta parte del dinero que cada año le costará a las arcas municipales este servicio, que es deficitario.

De momento, los oscenses siguen disponiendo de un autobús que cubre dos rutas con escasas frecuencias y dos vehículos (más uno de reserva). La empresa Huesca Automóvil S. L., concesionaria del transporte urbano como parada intermedia de otras rutas de la comarca, funciona con una prórroga voluntaria a la concesión que en 1957 se le otorgó para que la capital tuviera el servicio.

El fin de la concesión, que era por 50 años, se cumplió en agosto de 2007 y coincidió con el momento en el que Huesca iba a superar la barrera de los 50.000 habitantes. Alcanzada esta cifra, la Ley de Administración Local de Aragón obliga al Ayuntamiento a establecer el autobús urbano como tal. Para entonces ya se había empezado a trabajar y estaba claro que el servicio de transporte de viajeros iba a ser deficitario.

A principios de 2009, aplicando el estudio encargado a la consultora Prointec, el Ayuntamiento sacó a concurso la gestión del autobús urbano para Huesca. Habría tres rutas (una circular), más frecuencias y paradas y vehículos modernos y accesibles. Se licitó con un déficit de 278.486 euros anuales que serán asumidos por la caja municipal de manera que los costes, algo más de un millón de euros, y los ingresos, poco más de 756.000 euros, queden en equilibrio. Para 2010 se ha previsto una partida de 68.000 euros para cubrir los meses que funcione el nuevo servicio. No será hasta 2011 cuando el Ayuntamiento reserve la subvención completa.

Únicamente una empresa presentó oferta al concurso. Alosa, accionista mayoritaria de Huesca Automóvil, espera la comunicación del Ayuntamiento sobre su propuesta. "Estamos pendientes de que el concurso se resuelva", dijo ayer Pablo Martín-Retortillo, gerente de Alosa. Una vez que se decida la concesión, la empresa tiene unos meses para su puesta en marcha. "Solo la construcción de los vehículos precisa de cuatro meses", apuntó Martín-Retortillo.

Coincidencia de rutas

Dada la complejidad del expediente administrativo para la concesión, que se hará por 10 años, es necesario concretar todos los detalles antes de la adjudicación. El último de ellos ha sido la posible 'colisión' de intereses con el Gobierno de Aragón por los viajes que se hacen ahora al IES Pirámide, que forman parte de la concesión, y que la empresa contempla en una de las nuevas rutas. También se hacen expediciones a la Escuela Politécnica y el Parque Tecnológico Walqa.

Fuentes del Departamento de Transportes señalaron que "no habrá inconveniente" para transferir estas últimas al Ayuntamiento y que formen parte del servicio urbano, pero que la del IES Pirámide se mantendrá como transporte escolar, sometido a condiciones especiales. Donde, de momento, el bus no llegará será a los polígonos industriales.

Etiquetas