Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Fomento abrirá tres tramos de la autovía a Lérida a finales de año

La A-22 llegará a Binéfar con la inauguración de varios kilómetros en Cataluña. En Huesca se estrenará la variante de Barbastro.

Ayer por la tarde no se produjeron atascos en Monrepós, pero el tráfico fue muy lento.
Fomento abrirá tres tramos de la autovía a Lérida a finales de año
RAFAEL GOBANTES

Huesca tendrá al menos 33 kilómetros seguidos de la autovía a Lérida a finales de año o principios de 2010 con la apertura de la variante de Barbastro, que enlaza dos tramos que ya están en servicio. Además, se inaugurarán dos partes más de la A-22 en la citada provincia catalana hasta el límite de la provincia de Huesca, cerca de Binéfar.

 

El secretario de Estado de Infraestructuras y Planificación, Víctor Morlán, informó ayer de las previsiones que tienen en este momento, y que esperan cumplir por el ritmo al que avanzan las obras. De hecho, no descartó que otro de los tramos de la provincia altoaragonesa pudiera ponerse en marcha para las mismas fechas. En este caso, se refería a la posibilidad de que estuviera listo el tramo entre Velillas y Ponzano, de 16,36 kilómetros de longitud, donde se produjo un movimiento de tierras que obligó a modificar el proyecto y generó un retraso. De hecho, se esperaba abrir esta parte a finales de 2008 pero no pudo ser.

 

De todos modos, también destacó que la puesta en servicio no se realizará solo a medida que las obras se terminen sino que se pensará en la fórmula más adecuada para abrir a la circulación el mayor número de kilómetros posible y evitar así muchos enlaces de la N-240 a la autovía. "Lo que queremos es hacerlo todo a la vez y meter bastantes kilómetros en servicio, pero eso va a depender de cómo vayan las propias obras", apuntó ayer Víctor Morlán, quien asistió en Huesca a la fiesta de la patrona de la Guardia Civil.

 

La variante de Barbastro, de casi 11 kilómetros de longitud, es la continuación del tramo de otros 11 kilómetros que está ya en servicio desde principios de este año entre Ponzano y El Pueyo. El nuevo tramo que se abrirá a la circulación en pocos meses, llega hasta Castejón del Puente. Allí enlaza con la variante de Monzón, de 12 kilómetros, que también está en uso.

 

Sin embargo, Víctor Morlán admitió que la parte de la nueva carretera donde las obras van más retrasadas es entre Siétamo y Velillas (5,15 kilómetros) y por supuesto, desde Huesca a Siétamo donde el proyecto salió a información pública en agosto y está pendiente de licitación.

 

Las obras del tramo de Barbastro fueron adjudicadas en abril de 2007 con un presupuesto de licitación de 49,9 millones de euros (aunque finalmente se adjudicó por 34) y un plazo de ejecución de 36 meses. El inicio de la construcción se retrasó por problemas medioambientales relacionados con una zona LIC (Lugar de Interés Comunitario), lo que obligó a modificar el proyecto. Sin embargo, en julio de este año Fomento destino 14,8 millones de euros adicionales para acelerar las obras de la variante, dentro del Plan de Aceleración de Obra Pública dotado con 130 millones de euros.

Etiquetas