Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Los trabajos en la ruta jacobea sacan a la luz un puente medieval en Castiello

Las ruinas podrían tener mil años de antigüedad. Los arqueólogos no descartan nuevos hallazgos

Dos obreros trabajando en una parte del puente, y al fondo el otro extremo de la estructura.
Los trabajos en la ruta jacobea sacan a la luz un puente medieval en Castiello
L. ZAMBORAIN

Los trabajos de recuperación del Camino de Santiago que se están llevando a cabo en la comarca de la Jacetania han sacado a la luz dos estribos de un puente medieval ubicado sobre el río Aragón en Castiello de Jaca. Este patrimonio no era del todo desconocido, ya que tal y como explicó el arqueólogo que supervisa estas obras, Juan José Ruiz, "sabíamos por diversa documentación y algunas fotos antiguas que había algún resto, pero lo que no nos imaginábamos es que encontraríamos dos estribos y que iban a ser unas ruinas tan impresionantes".

 

Estas dos bases, localizadas próximas al puente actual hacia el valle de la Garcipollera, podrían tener mil años de antigüedad. "Esta infraestructura de piedra sufrió reformas en los siglos XVI y XVII y más tarde por las riadas se dejó de utilizar y se empezó a usar una pasarela de madera, que está en uso hasta los años 60, pero una década más tarde se pierde y queda prácticamente olvidado", apuntó Ruiz.

 

Se trata de dos estribos, uno de ellos ya excavado, que tiene medidas de 5x5 y 3 metros de profundidad y el otro, excavado de forma parcial, tiene hasta ahora 3 metros de largo y 1,5 de profundidad. De este último "sacaremos lo que podamos", porque se encuentra enterrado bajo un parquin de la localidad de Castiello y "podría continuar 5 metros hacia dentro".

 

Por el momento se desconoce si este puente medieval era de tres o cinco arcos, pero lo que está claro es que los dos encontrado son "el estribo central y el de la parte oeste". De todas maneras su hallazgo supone el descubrimiento de la "obra de ingeniería más importante encontrada hasta la fecha", añadió. Los trabajos comenzaron el pasado 8 de septiembre y "entonces no se veía absolutamente nada porque estaba todo cubierto por la vegetación y enterrado con escombros bastante contemporáneos", indicó el arqueólogo. Además de estas dos columnas, "había alguna más ya que creemos que el puente podría haber tenido unos doce metros de largo". Por eso "intentaremos encontrar, al menos, el estribo que se localizaba al otro lado del río, pero lo más probable es que se la haya llevado la corriente".

 

Estos trabajos de recuperación todavía se alargarán otras dos semanas "y no descartamos encontrar alguna sorpresa más, porque es probable que el puente continúe en el otro sentido".

 

Las obras de restauración las ejecuta una UTE formada por Ibersilva y Hormigones-Grañén y están coordinadas por el arqueólogo José Luis Ona. Todavía no se ha decidido qué se va a hacer con estas ruinas, pero lo más probable es que se conviertan en un monumento de la localidad de Castiello. "Eso pertenecerá a otra fase y dependerá de lo que quiera hacer el Ayuntamiento, que está muy pendiente, pero ya se ha hablado de construir una pasarela para que se puedan observar perfectamente y de instalar unos paneles informativos que expliquen su historia", apuntó Ruiz. De lo que no cabe duda es que estos estribos suponen "un hallazgo muy importante para Castiello de Jaca", tal y como indicó su alcalde, Álvaro Salesa.

 

Las labores de rehabilitación que se están llevando a cabo con la vista puesta en la inauguración en este territorio del Año Jacobeo 2010, se enmarcan dentro del Plan de Recuperación del Camino de Santiago en Aragón, y cuentan con una inversión cercana a los dos millones de euros. Además esta semana han comenzado los trabajos en el antiguo hospital de Santa Cristina de Somport, como continuación a los desarrollados en años anteriores, donde no se descarta encontrar nuevos hallazgos. Por otra parte, en la zona de Paco Mondano se ha localizado una calzada.

Etiquetas