Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LABORAL

La dirección de Alcoa confía en vender la planta a mitad de noviembre

El grupo alemán interesado en la compra quiere fabricar nuevos productos en Sabiñánigo. Trabajadores y Ayuntamiento acuerdan solicitar una reunión al consejero Arturo Aliaga

El alcalde de Sabiñánigo, que preside la mesa, se reunió ayer con el comité de Alcoa.
La dirección de Alcoa confía en vender la planta a mitad de noviembre
laura zamboraín

Solo falta la firma. El director de la planta de laminado de aluminio de Alcoa en Sabiñánigo, Francisco Ruba, asegura que la probabilidad de cerrar la venta con la firma alemana Bavaria Industriekapital AG es "del 100%", aunque no se pueda confirmar hasta que no se suscriba al acuerdo. Según precisó Ruba, se espera que se fije la fecha a mediados de noviembre para cerrar el pacto. Por su parte, la empresa compradora ha prometido mantener el plan industrial y de inversiones de Alcoa en 2010 y 2011 pero también ha anunciado su intención de aprovechar la planta para fabricar nuevos productos e incluso ampliarla.

 

Con estas garantías, los trabajadores están expectantes pero con "buenas sensaciones", tal y como el comité de empresa que preside Santiago Perbech transmitió ayer al alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, con el que se reunieron para intercambiar información e impresiones del proceso. El munícipe brindó su apoyo a los trabajadores, y acordaron que solicitaría una reunión con el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, para que conozca la situación de la compraventa.

 

Después de que la semana pasada se informara del interés del grupo financiero e industrial alemán, Bavaria Industriekapital AG, en la compra de la planta de Alcoa en Sabiñánigo, el director de esta fábrica, Francisco Ruba, asegura que con toda probabilidad la venta llegará a buen término, aunque en estos momentos sigue perteneciendo el 100% al grupo Alcoa. No obstante, si la firma no está fijada todavía es porque se están redactando las condiciones del contrato de compraventa así como la creación de la nueva sociedad que se hará cargo de la planta. Ruba expone que en la venta también se exigen una serie de condiciones a la empresa compradora, aunque desconoce cómo pueden reflejarse en el contrato.

 

"En el proceso, el comprador va a asumir y mantener el plan industrial y de inversiones para 2010-2011. Es una estrategia de futuro", apunta Ruba. De hecho, continuarán con la fabricación de los mismos productos, que principalmente se centra en el laminado de aluminio destinado a la alimentación, como el papel para envolver productos.

 

Pero además, el actual director de la planta expone también las intenciones de la empresa alemana de ampliar las líneas de productos, hacia otros mercados del aluminio. Aunque el grupo tiene otras plantas de fabricación en Francia, Italia, Hungría... están más orientadas de la fundición puesto que sus mercados están vinculados a la industria del automóvil.

 

En cuanto a los puestos de trabajo, el director de la planta también asegura que la firma compradora "se compromete al mantenimiento de la plantilla actual". En principio, la planta funciona al 100% porque no tienen muchos pedidos, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado. Por ello, los 150 trabajadores están en activo.

 

El presidente del comité de empresa, Santiago Perbech, apunta que los trabajadores están "expectantes" porque entienden que a Alcoa ya no le interesa la planta y que la nueva empresa se compromete a continuar. Agradeció ayer la labor del alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, que ha estado pendiente del proceso porque es la tercera empresa de la localidad en número de trabajadores después de Bieffe Medital (más de 400 empleados) y Ecros (más de 300). "Hay que verlo con prudencia, porque son los primeros pasos; con esperanza, por las intenciones del grupo; y con ilusión, porque si se confirma garantiza un futuro en Sabiñánigo, incluso con la posibilidad de que el grupo crezca", asegura el alcalde serrablense.

Etiquetas