Despliega el menú
Huesca

TRÁFICO/HUESCA

Un niño, herido grave en el tercer accidente en tres días en el mismo punto de la N-II

En el mismo lugar y prácticamente a la misma hora, la N-II a su paso por Peñalba registró ayer el tercer accidente en los últimos tres días, que se saldó con un niño de 9 años herido de gravedad y dos mujeres con lesiones leves. Y por tercera jornada consecutiva, los atascos volvieron a ser kilométricos en este tramo sin desdoblar de la carretera que une Madrid con Barcelona.

El siniestro ocurrió sobre las 15.05 en el punto kilométrico 396,600, cuando se produjo una colisión en cadena en la que se vieron implicados dos camiones y un turismo, que quedó empotrado entre los vehículos pesados. Sus ocupantes fueron los que se llevaron la peor parte. En el Renault Scénic viajaban cuatro personas, una joven pareja con su hijo y otra familiar. El hombre salió ileso, al igual que los dos camioneros involucrados, mientras que las dos mujeres (identificadas como Martha L. A. y Yuly Gissel G. L.) resultaron heridas leves y el menor sufrió lesiones de gravedad, ya que presentaba fracturas en ambas piernas.

Según explicaron fuentes de los equipos de emergencias, el niño quedó encajonado "en un agujero" dentro del vehículo, por lo que los bomberos de Fraga tardaron alrededor de tres cuartos de hora en liberarlo. Cuando lo lograron, el helicóptero del 112 esperaba ya para trasladarlo al Hospital Miguel Servet, al que también fueron evacuadas en ambulancia las otras dos heridas. A última hora de la tarde de ayer, el chico fue sometido a una operación en las piernas, y estaba previsto que quedara ingresado en este centro. Su estado seguía siendo grave, informaron fuentes hospitalarias.

En la zona en obras

Como en días anteriores, el siniestro se produjo en el punto de la N-II en el que se situaban las obras de reasfaltado de la vía, que comenzaron hace varios meses y afectan al tramo comprendido entre Fraga y el límite con la provincia de Zaragoza. También como en los anteriores accidentes, el de ayer se registró cuando el primer camión frenó al toparse con los trabajos, pero el turismo que le seguía no pudo frenar y se empotró contra él, y lo mismo le ocurrió al otro tráiler implicado.

Y también como el lunes y el martes, los atascos fueron descomunales. Las filas de vehículos -camiones en su inmensa mayoría- alcanzaron los 15 kilómetros. La Guardia Civil adoptó las mismas medidas puestas en marcha el martes ante la magnitud de la retención. En Soses, la última población leridana antes de llegar a la provincia de Huesca, se cortó el tráfico para evitar que las colas aumentasen, y mientras se desvió a los vehículos por la autopista AP-2. Fuentes del Centro de Control del Tráfico informaron de que la situación se normalizó sobre las 18.45.

Desde que comenzó la semana, un total de ocho camiones se han visto involucrados en los tres accidentes registrados en un radio de apenas un kilómetro, entre el 396,600 y el 398. Y todos han ocurrido entre las 15.00 y las 16.00.

El más grave fue el registrado el pasado martes, cuando una colisión entre cuatro vehículos de gran tonelaje se saldó con un fallecido, José A. R., y un herido grave. El lunes, fueron dos los camiones que chocaron por alcance, aunque no sufrieron lesiones de gravedad.

Además, en lo que va de mes se han contabilizado otros dos accidentes en el único tramo sin desdoblar de la N-II, entre Alfajarín y Fraga. Ambos ocurrieron en el término municipal de Osera, y en un par de ellos también perdió la vida el pasado día 1 un camionero de 57 años vecino de Zaragoza.

Etiquetas