Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Un trabajador que descargaba unas vigas muere electrocutado en Vicién

El fallecido, vecino de Alcañiz, pertenecía a la empresa Prenavisa. El accidente laboral, que hirió a otro operario, se produjo cuando la grúa rozó un tendido eléctrico cercano

El accidente se produjo cuando la grúa rozó el tendido eléctrico (al fondo, una de las torres).
Un trabajador que descargaba unas vigas muere electrocutado en Vicién
JAVIER BROTO

Un trabajador de 38 años murió ayer electrocutado y otro, de 28, resultó herido mientras ayudaban a descargar unas vigas con una grúa, en las obras del polideportivo de Vicién. El accidente laboral fue un cúmulo de fatalidades, ya que el tendido eléctrico que provocó el suceso hacía solo 15 días que se había cambiado de trazado, y las obras de las pistas deportivas habían estado paradas dos años y se iban a reanudar el lunes, por lo que ayer se realizaba el acopio del material.

 

El fallecido, J. S. M., era vecino de Alcañiz, lo mismo que el herido, F. C. C., y ambos pertenecían a la empresa de prefabricados de hormigón Prenavisa, que tiene su planta en la Puebla de Híjar, también en la provincia de Teruel. Ayer, varios camiones transportaron las vigas hasta Vicién. Sobre las 11.00, cuando una grúa de la empresa Losfablos las descargaba, una sirga de la máquina tocó el tendido eléctrico de media tensión, situado a pocos metros de la obra, mientras los dos operarios de Prenavisa estaban en contacto con la cadena a la que iban atadas las piezas de hormigón para ayudar a depositarlas.

En la Unidad de Quemados

El trabajador que recibió de lleno la descarga murió de forma inmediata. Los servicios médicos intentaron reanimarlo, aunque no se pudo hacer nada para salvar su vida. Su compañero resultó herido. Estaba consciente y fue atendido en el mismo lugar antes de evacuarlo al Hospital San Jorge, para posteriormente trasladarlo al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. F. C. C. quedó ingresado en la Unidad de Quemados. Su estado es grave, pero está estable y no se teme por su vida, según fuentes hospitalarias. Por su parte, el conductor de la grúa resultó ileso.

 

Las obras del polideportivo de Vicién, un pueblo de 150 habitantes situado a 10 kilómetros de Huesca, se iban a retomar el lunes, tras estar dos años paradas, por lo que ayer se hacía el acopio de material. El parón se debió precisamente a que era necesario cambiar el trazado de la línea eléctrica, ya que su cercanía a las obras resultaba peligrosa. Hace solo quince días que acabaron los trabajos para desplazar unos metros los cables de media tensión.

Dos años esperando

El alcalde, Alfredo Bretos, destacó la mala suerte que había concurrido en este accidente. "La línea se cambió precisamente para evitar accidentes, por el peligro que suponía que estuviera tan cerca de la obra. Hemos estado dos años esperando a que se trasladara, y ahora pasa esto", lamentó. Bretos indicó que, al parecer, había un trabajador a cada lado de la viga para ayudar a moverla mientras estaba sujeta por la grúa.

El alcalde acudió al lugar del suceso, hasta donde también se desplazaron efectivos de Policía Judicial de la Guardia Civil, técnicos de la Inspección de Trabajo, y personal de Endesa, así como miembros de los servicios sanitarios de emergencia.

 

Tras conocer la noticia, la secretaria de Comisiones Obreras en la provincia, Arancha García-Carpintero, lamentó "una víctima más en una suma incansable". Apuntó que "no es de recibo que nadie vaya a su puesto de trabajo y al final pierda la vida" aunque, "en este caso, creo que ha sido mala fortuna".

 

Por su parte, José de las Morenas, secretario de Salud Laboral de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT-Aragón, dijo que el accidente "parece haber sido fruto de varias circunstancias", e insistió en la importancia de las tareas de prevención. "Hay que mantener la guardia, nunca hay que bajarla. A veces parece que no hay riesgo, pero un solo contacto eléctrico puede desencadenar una desgracia". De las Morenas recordó que la investigación deberá determinar si, por ejemplo, se había marcado un radio de giro de la grúa para evitar el contacto con el cable eléctrico.

 

Por su parte, IU recordó que 9 personas perdieron la vida en accidentes laborales en el primer trimestre de este año en Aragón. El último en la provincia de Huesca ocurrió hace un mes, cuando un agricultor murió por asfixia tras caer a un silo con 15.000 kilos de cebada en Angüés.

Etiquetas