Huesca
Suscríbete por 1€

PATRIMONIO

La DGA compra en la subasta las tablas góticas de Benabarre por 140.000 euros

El Ministerio de Cultura, a petición de Ejecutivo aragonés, ejerció el derecho de tanteo y adquirió al precio de salida las obras del mismo autor que la que compró Lérida en febrero

Retablos de San Miguel arcángel y San Gregorio Magno que ha adquirido el Gobierno aragonés.
La DGA compra en la subasta las tablas góticas de Benabarre por 140.000 euros
heraldo

Esta vez sí. El Gobierno de Aragón se hizo ayer, y por el precio de salida, 140.000 euros, con la propiedad de las dos tablas góticas atribuidas al pintor Pedro García de Benabarre que se vendían en la casa Balclis de Barcelona. Mientras que una primera sigue en manos de la Diputación de Lérida, que la compró en febrero en una subasta mucho menos mediática, no así su presentación en sociedad que fue considerada por Aragón como "una provocación".

 

Ha sido el Ministerio de Cultura quien, a petición del Gobierno aragonés, quien ha ejercido el derecho de tanteo. Mientras que el Gobierno aragonés, hasta última hora, ha llevado la operación con el máximo sigilo para "evitar la especulación", informaron ayer fuentes de Cultura. Y es que temían que el hacer pública su participación disparara los precios de estas dos obras que el propio director de Patrimonio, Jaime Vicente, inspeccionó en Barcelona hace varios días.

 

No solo en esta visita se ha basado la compra. Patrimonio, además, encargó varios informes en los que se destaca que ambas piezas tienen un fondo dorado con decoración en relieve de tipo vegetal, lo que coincide con las fórmulas que se utilizaban en la Escuela de Pintura Gótica de Lérida en el siglo XV. El análisis y descripción de las tablas indica además que ambas piezas pertenecieron a una sola tabla en la que había una imagen central entronizada, tal vez la Virgen con el Niño.

 

Las dos obras son de iguales dimensiones y en el retablo original la pintura de San Miguel ocupaba el lado izquierdo y San Gregorio el derecho, según indica el informe que también hace hincapié en que el nombre de este último santo estaba equivocado en la subasta -se vendía como Pelagio Papa-, ya que la iconografía no responde con el nombre y la época de la que datan era habitual el vínculo entre los otros dos santos. Los estudios señalan también que las obras han sido manipuladas y que deberán ser restauradas. Las tablas se adscriben estilísticamente al taller de Pedro García de Benabarre.

 

Del mismo autor es también una primera tabla que compró el pasado mes de febrero la Diputación de Lérida, que en esta ocasión había anunciado que no acudiría a la subasta "siguiendo criterios patrimoniales y museográficos". Su precio de salida y adquisición en aquella ocasión fue mucho más moderado, 22.000 euros. No obstante, Patrimonio aragonés, que en aquella ocasión ni le fue notificada ni se enteró de la subasta, todavía no ha aclarado si ejercerá o no el derecho de retracto para hacerse con esa pieza de la que ya tiene cuatro informes sobre la mesa.

Etiquetas