Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La entrada sur de Monzón queda cortada dos meses

Los trabajos en la N-240 para eliminar un cambio de rasante empezarán el martes y el tráfico se desviará por la nueva variante.

Dos meses. Ese es el plazo durante el cual está previsto que permanezca cortada la carretera N-240 en las inmediaciones de Monzón para ejecutar las obras de corrección de un cambio de rasante. Según informó ayer la Subdelegación del Gobierno, el cierre de esta vía, a la altura del kilómetro 139, se hará efectivo el próximo martes, 23 de septiembre.

Con motivo de estos trabajos, añadieron las mismas fuentes, los vehículos que circulen por la zona serán desviados, "mediante la señalización oportuna", a través de la variante de Monzón, el primer tramo de la autovía A-22 (Huesca-Lérida) que entró en servicio el pasado mes de julio, y que permitió liberar el casco urbano del paso diario de miles de vehículos.

El citado punto en el que se va a actuar se sitúa al sur de Monzón, justo antes de la rotonda de enlace con la variante.

En este sentido, cabe recordar que el pasado agosto el Ministerio de Fomento ya informó al Ayuntamiento de la capital mediocinqueña de que en septiembre se retomarían las actuaciones pendientes tras la puesta en marcha de la circunvalación, que mide más de 12 kilómetros y ha costado 62 millones de euros. Los trabajos se han prolongado durante cuatro años.

Al margen de esta intervención para el rebaje del cambio de rasante, también se está a la espera de que Fomento proceda a la reparación de las afecciones causadas por las obras de la variante. En concreto, está previsto que se intervenga en los accesos a vías pecuarias desde las carreteras autonómicas de Fonz y La Almunia y que se resuelvan diversos problemas de evacuación de aguas en varios caminos y fincas, así como los vertidos de tierras en algunas propiedades particulares.

Etiquetas