Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Francia dejará que el oso Balou se recupere de las heridas que le causó el disparo sin ayuda

Los técnicos prefieren que el plantígrado sane de las lesiones sin tener que anestesiarlo, ya que no revisten gravedad.

El oso Balou, que resultó herido en una pata por el disparo de un cazador el pasado domingo en la localidad francesa de Prades (Pirineos Orientales), sanará de sus lesiones por sí solo. Los técnicos franceses que se han encargado de localizarlo han preferido que el plantígrado no tenga que ser anestesiado para poder atenderle, ya que, aunque no han llegado a verlo con claridad, opinan que las lesiones no revisten una gran gravedad, y puede resultar más peligroso y traumático para él recibir el impacto de la jeringuilla hipodérmica.

Los expertos de la Oficina Nacional de Caza y Fauna Salvaje intentaron durante toda la jornada de ayer aproximarse lo más posible al animal, que permanece escondido en un bosque cercano al pequeño pueblo de Comus. Los gendarmes patrullan los alrededores y han cerrado las pistas y caminos de acceso para evitar situaciones de riesgo. El entorno se va a proteger para evitar la entrada de personas.

Balou, un macho de origen esloveno de seis años de edad, que fue soltado en junio de 2006 para repoblar la zona, recibió un tiro disparado por Thierry Bergeaud. El cazador aseguró en sus declaraciones ante los gendarmes que vio a pasar al animal a unos 50 metros del puesto en el que se encontraba en la batida y lo confundió con un jabalí.

Thierry Bergeaud, de 46 años, preside la sociedad de cazadores locales de Prades, que había organizado la jornada cinegética. El secretario de la misma, Jean Bonnet, explicó en declaraciones a La Dépêche du Midi que no habían sido informados de la presencia del oso en el lugar donde se desplegaron con sus escopetas, y que de haber sido alertados de que el plantígrado estaba rondando por ese territorio hubieran cambiado sus planes.

El colectivo franco ADET-País de los Osos (integrado por 11 ayuntamientos) ha anunciado que presentará una denuncia por lo ocurrido. La organización entiende que, aunque el animal no ha fallecido, disparar antes de identificar a una pieza supone "una falta grave a las reglas éticas y de seguridad" más elementales para un aficionado, y que la bala podría haber herido a cualquiera.

Medidas en Ansó

Un accidente como el ocurrido en Prades es muy difícil que tenga lugar en el Pirineos aragonés. El plan técnico del coto de Ansó regula entre sus medidas de gestión que una batida se suspenderá o se reubicará si se detecta la presencia de un oso. Habitualmente en cada temporada de caza mayor (jabalí) se vienen a posponer o variar su emplazamiento un par de "monterías".

El periodo hábil para la caza, que comienza el primer domingo de octubre y termina el cuarto domingo de febrero, coincide con la hibernación. Camille suele pasar el invierno en territorio navarro y los otros dos osos que hacen incursiones esporádicas en territorio aragonés, Neré y Aspe-Ouest, lo suelen hacer en la primavera.

Etiquetas