Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El reventón de la calle de las Cortes dejó sin agua a sus vecinos durante 16 horas

La avería se produjo por la existencia de una bolsa de aire en la conducción general. Los operarios restablecieron el servicio ayer a las 14.30, tras una mañana entera de trabajo.

Decenas de vecinos del casco antiguo de Huesca tuvieron cortado el suministro de agua entre las 22.30 del lunes y las 14.30 de ayer por el reventón de un tubería general en la calle de las Cortes. La avería, que se debió a una bolsa de aire en la conducción, supuso la pérdida de miles de litros agua que manaron desde la alcantarilla situada en la confluencia de la calle de las Cortes con la costanilla de la Asunción.

Los operarios del Servicio de Aguas del Ayuntamiento trabajaron durante toda la mañana en la reparación de la tubería. Fue una labor ardua dada las características de la conducción, con una antigüedad de 90 años y hecha en hierro fundido. Según explicaron fuentes municipales, el arreglo de estas tuberías requiere adaptar tubos de distintos materiales a los existentes mediante bridas.

Los residentes en los edificios de la calle de las Cortes y de la calle de Aínsa y algunos aledaños permanecieron sin agua de la red durante toda la noche del lunes y la mañana de ayer. El bar La Plancha, en la costanilla de la Asunción, pudo trabajar por la mañana gracias a que dispone de un depósito propio. Cuenta también, como muchos otros domicilios del centro histórico, con un grupo de presión que asegura que el agua llegue hasta los grifos con un mínimo de fuerza.

También funcionaron con depósitos particulares en el convento de la Asunción, muy próximo al punto donde se produjo el reventón. Hace tiempo que la comunidad de religiosas dispone de un sistema de almacenaje de agua propio y también hace años, desde 1995, que sufre problemas de filtración en la bodega del edificio que afectan a la fachada. Incluso mantienen el sótano sin luz por miedo a que se origine un cortocircuito al contacto de la red eléctrica con el agua.

En la residencia de estudiantes de nuestra Señora del Pilar, en la plaza de los Urriés, también estuvieron sin agua durante toda la noche y a lo largo de la mañana.

El suministro quedó restablecido a las 14.30 horas de ayer, cuando se dio por subsanada la avería. Susana Oliván, presidenta de la Asociación de Vecinos "Osce Biella" del Casco Antiguo, se refirió a lo ocurrido como "un reventón de gran envergadura". Señaló que hace tiempo que no se producían averías en la red de abastecimiento, pero manifestó que, "dadas las condiciones en las que está, no es de extrañar que se produzcan estas roturas".

También hubo quejas por el tiempo que tardaron los bomberos y la Policía Local en acudir a la calle donde ocurrió el reventón. Jacobo Morlán, jefe de Bomberos, explicó que cuando se avisa de una avería de este tipo, el fontanero de guardia acude al lugar, localiza la fuga y cierra las llaves que dan salida a esa conducción para evitar que el agua siga saliendo con presión. "Después, se abren las alcantarillas para coger el agua que baja", apuntó. Según Morlán, entre las 23.15 y las 23.30, la zona quedó limpia de la tierra y las piedras que el agua arrastró por las calles inundadas.

El conjunto de tuberías y alcantarillas que discurre por el casco antiguo de Huesca presenta un gran deterioro. Una parte importante de este entramado, concretamente la que discurre entre la Casa Amparo y el colegio de San Vicente, en la calle de Desengaño, va a renovarse próximamente gracias al dinero que llega de Europa. Los 3,7 millones de los fondos Feder permitirán actuar en esta zona, donde se está restaurando la muralla medieval.

Etiquetas