Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FRAGA

En libertad los detenidos en relación con la muerte de un marroquí en Fraga

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Fraga ordenó ayer la puesta en libertad con cargos de los dos jóvenes detenidos por su presunta implicación en una pelea registrada en la madrugada del pasado sábado en un bar de la población en la que tomó parte un marroquí cuyo cadáver apareció horas después en medio un charco de sangre en un patio exterior del local de ocio nocturno.

Los detenidos, identificados como S.A.V. y J.M.C.A., de 30 y 22 años de edad, respectivamente, y vecinos ambos de Fraga, admitieron ante el responsable judicial haber tomado parte en la trifulca pero rechazaron cualquier tipo de implicación en la muerte violenta del marroquí, de 34 años y cuya identidad se corresponde con las iniciales A.E.L..

Los dos jóvenes pasaron a disposición judicial pasadas las 13.00 de ayer, tras permanecer en dependencias policiales desde su detención en la tarde del domingo.

El juez ordenó la puesta en libertad de los detenidos con cargos por presuntos delitos de lesiones, a la espera del resultado de las pruebas forenses y de las pesquisas de la Guardia Civil para determinar si existe alguna vinculación entre la pelea y el asesinato del marroquí.

No hay riesgo de fuga

La petición de libertad con cargos para los dos detenidos fue instada por el representante de la Fiscalía de Huesca al entender que no existe riesgo de fuga dado que los dos jóvenes son personas conocidas en la capital bajocinqueña.

La labor de los forenses y de los investigadores de la Policía Judicial de la Guardia Civil deberá determinar si existe alguna vinculación entre la pelea y la posterior muerte del marroquí, cuyo fallecimiento se produjo a causa de un fuerte golpe recibido en la cabeza.

Desde la Subdelegación del Gobierno en Huesca se ha reiterado que, a la espera de conocer la posible vinculación de la muerte de la víctima con la riña referida, no hay indicios que permitan apuntar a la posibles conductas racistas o xenófobas en los hechos.

Cabe recordar que el marroquí, que vivía en la cercana población leridana de Serós y se encontraba en España en situación regular, fue localizado muerto a últimas horas de la madrugada del pasado sábado en la intersección de las calles de La Parroquia y Santa Catalina de la localidad fragatina, con signos de haber recibido un golpe violento en su cabeza en el transcurso de una reyerta. Al parecer, según reveló el pasado lunes el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, la pelea ocurrida en el bar de copas, al que se accede por la calle de San Quintín, fue "multitudinaria", por lo que reconoció la dificultad de determinar "quién ha golpeado, dónde y a quién".

El cuerpo sin vida del hombre fue hallado sobre las 06.00 del sábado por un vecino de la zona, después de que fuera trasladado presumiblemente desde el interior del bar.

El personal sanitario que acudió al lugar trató de reanimar a la víctima, aunque sin éxito. El levantamiento del cadáver se retrasó hasta pasado el mediodía, precisamente debido a las primeras pesquisas llevadas a cabo sobre el terreno por los agentes de la Guardia Civil.

Etiquetas