Despliega el menú
Huesca

HUESCA

La CHE multiplica por ocho el valor de los solares expropiados en Saqués

Alega que las mejoras en la vía de acceso a la población aumentan la calidad de las fincas enajenadas

Uno de los propietarios de cuatro fincas de la población de Saqués, expropiadas en 1969 para la construcción del embalse de Búbal, deberá pagar 140 euros por metro cuadrado para recuperar sus propiedades. Este es el justiprecio fijado por la Administración para recuperar las parcelas, según el último expediente de reversión remitido por la CHE con fecha del día 7 de este mes. Según explicó el presidente de la Asociación de Vecinos, Inocencio Arruebo, se trata de un incremento casi del 100 por ciento sobre el precio incial de reversión. Además, se ha incluido un nuevo cargo, que en este caso asciende a 3.000 euros, sobre el valor de la construcción que se encuentra en uno de los solares y que Arruebo definió como "cuatro paredes que apenas se mantienen en pie". Hasta la fecha no se había requerido esta tasa en el precio de reversión, salvo en un inmueble que fue rehabilitado por Cruz Roja.

"Nos parece gravísimo que la CHE haya alterado drásticamente sus criterios anteriores, cuando se ha estado revertiendo el metro cuadrado a 18 euros, un precio razonable. Además se están valorando las ruinas como si fuesen un edificio", comentó indiginado Arruebo, quien aseguró que se van a presentar alegaciones desde la asociación que él mismo representa. En su día, según informó Arruebo, los terrenos fueron expropiados por un precio de 1.000 de las antiguas pesetas (6 euros) el metro cuadrado, por lo que podríamos decir que, a día de hoy, el valor de la tierra se ha multiplicado por más del veinte por ciento de su valor original.

En el documento, la Confederación asume que dicho incremento en el precio de reversión se encuentra justificado por las recientes mejoras incorporadas a la población, como la adecuación del acceso al núcleo desde la carretera que va desde Biescas hasta la frontera con Francia, aduciendo que anteriormente no era posible el tráfico rodado. "Nos han computado unas mejoras que no son tales -denunció Arruebo- porque la carretera general ya pasaba anteriormente por Saqués, solo que por otra parte del pueblo".

Objeciones al Plan Especial

Por otra parte, también tienen la intención de reunirse con la Confederación para que les sean aclaradas las objeciones puestas por este organismo al Plan Especial para la recuperación de la localidad elaborado por los interesados, que ya ha sido aprobado por el Ayuntamiento de Piedrafita de Jaca (al cual pertenece Saqués) y el de Biescas (en cuyo término municipal se enmarcan ambas localidades) y que precisa ahora del visto bueno definitivo por parte de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio para su puesta en marcha.

"El informe de CHE ha sido parcialmente desfavorable y en él se dice que el Plan invade zonas de dominio público; por ello ahora estamos intentando elaborar alegaciones e informes complementarios para hacer frente a esta valoración ante la comisión", reveló Arruebo.

Por otra parte, el alcalde de Biescas, Luis Estaún (PAR), también manifestó su indignación ante el incremento del precio de reversión y las razones esgrimidas por CHE. "Se trata de un argumento muy pobre, que delata poca voluntad para devolver unos terrenos que no están afectados por el embalse", aseguró Estaún.

Desde la CHE se ha hecho especial hincapié en la aplicación del artículo 55 de la Ley de Expropiación Forzosa, en cuyo segundo punto puede leerse: "Por excepción, si el bien o el derecho expropiado hubiera experimentado cambios en su calificación jurídica que condicionaran su valor o hubieran incorporado mejoras aprovechables por el titular de aquel derecho o sufrido menoscabo de su valor, se procederá a una nueva valoración del mismo".

Etiquetas