Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Casi 300 operarios trabajan a destajo para acabar el Palacio de Congresos antes del 15 de junio

En el auditorio, donde se esperan las butacas, se realizan ya pruebas de acústica y se comprueba el escenario.

La actividad es intensa en la obra del Palacio de Congresos de Huesca. Se trabaja dentro y fuera del edificio en turnos que empiezan a las 7.00 y terminan a las 22.00 con el objetivo de que el conjunto esté terminado en la primera quincena de junio. Este es el plazo al que mira la constructora Hinaco tras acordar con el Ayuntamiento el adelanto del final de los trabajos de noviembre a junio de forma que el Palacio pudiera ser escenario de algunas de las actividades programadas por Expoagua para la Exposición Internacional de Zaragoza 2008.

Rafael Beneytez, arquitecto que dirige el proyecto junto a Pedro Lafuente, explicó que además de Hinaco otras cinco empresas trabajan en las diferentes faenas que se están desarrollando en la obra, donde se solapa, en tiempos y contratos, la acción de entre 250 y 300 personas de diferentes gremios. "Acabar en los primeros quince días del mes que viene es lo que se tiene mente", apuntó Beneytez. Con esta meta se han organizado varios turnos, algunos durante los fines de semana. Hay incluso operarios, como los encargados de la limpieza y del montaje, que inician su trabajo a primera hora de la noche, cuando los demás finalizan su tarea.

El edificio, en lo que a construcción se refiere, está prácticamente terminado. Ya se ha acabado la sala polivalente (exposiciones), el aparcamiento del sótano, las salas multiusos y la terraza. En estos espacios han entrado ya los encargados del mobiliario.

El auditorio

La pieza principal del Palacio de Congresos, el auditorio, es la que presenta mayor dificultad a la hora del acabado por su complejidad. Aquí ya ha terminado la colocación del suelo y del techo y se espera la llegada de las butacas (800), encargadas a la empresa barcelonesa Figueras International Seating por un importe de 700.127,92 euros.

En esta sala trabajan además los especialistas de técnicas escénicas. Mientras llegan los asientos se realizan pruebas de acústica y se comprueba el funcionamiento de los motores de la caja escénica que elevan y bajan las plataformas. Se dispone incluso del telón, que será de color burdeos en homenaje al teatro. "La sala estará tiempo", afirmó Beneytez.

El arquitecto señaló que el edificio se entregará "por capas" y que estará en disposición de uso para la Expo (se inaugura el 14 de junio). "El Palacio de Congresos se pondrá ahora en carga, pero será más adelante cuando ofrezca un rendimiento total", añadió.

La decisión de adelantar en seis meses el final de la obra se tomó en diciembre del año pasado, pero la constructora ya llevaba tiempo trabajando de cara a esta posibilidad. El adelanto supone un coste de 1,6 millones de euros. Esta y otras partidas que no estaban incluidas en el presupuesto inicial del proyecto situarán el coste final del Palacio en 29,8 millones de euros. La obra se adjudicó por 13,7 millones a los que había que sumar otros 6 del equipamiento. El sobrecoste incluye dos modificados de obra y la urbanización exterior.

El ritmo de trabajo no se ha acelerado solo en el tajo. Ya están constituidas la Fundación Huesca Congresos y la Sociedad Palacio de Congresos. La primera, formada por el Ayuntamiento, Cámara de Comercio y CEOS, promocionará la capital oscense como ciudad de congresos, ferias y convenciones. La segunda asume la gestión del edificio y estos días lleva a cabo la selección de un gerente y un director técnico.

Asimismo, el Ayuntamiento negocia la contratación de una empresa que se haga cargo del servicio de cafetería, ya que el concurso quedó desierto.

Etiquetas