Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LOS MONEGROS

El monasterio de Sijena lleva ya tres años sin posibilidad de recibir visitas

El Gobierno de Aragón solo se ha comprometido a una apertura temporal para la Expo. No se descarta que el cenobio continúe cerrado al inicio de la segunda fase de las obras.

El monasterio de Sijena, declarado Monumento Nacional en 1923 y Bien de Interés Cultural, ha cumplido su tercer año consecutivo sin posibilidad de recibir visitas. En abril de 2005, el Gobierno de Aragón decidió su cierre con motivo del inicio de las obras de restauración y a pesar de que la primera fase concluyó hace varios meses, se mantiene clausurado alegando "motivos de seguridad", tal y como reza en el cartel que los visitantes encuentran en su entrada. Desde entonces, según se reconoce desde el ejecutivo autonómico, no hay una actividad importante en el cenobio y únicamente se realizan actuaciones menores.

No obstante, es ahora cuando la DGA afirma estar estudiando la posibilidad de restablecer de forma "restringida" y "temporal" el régimen de visitas del enclave. En concreto, Jaime Vicente, director general de Patrimonio Cultural de la DGA, aseguró que el compromiso es "claro" y detalló que se espera que la reapertura pueda hacerse coincidir con el periodo de mayor afluencia de visitantes a la Expo 2008.

Asimismo, aclaró que se trataría de una medida supeditada a la seguridad de los visitantes y en este sentido, explicó que en la actualidad los arquitectos estudian la posibilidad de diseñar un itinerario de visitas restringido a las "zonas seguras" y en las que "no se vaya a actuar de forma inminente". Del mismo modo, el director general advirtió de que las visitas podrían volver a suspenderse con el inicio de la segunda fase de rehabilitación, que se espera licitar a lo largo de 2008. "Lo más importante es la seguridad de las personas y por ello, resulta complicado, aunque lo intentaremos, compaginar esta circunstancia con la reanudación de las obras", aseguró.

Por su parte, Alfonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena y consejero comarcal de Turismo, tildó de "esperanzadora" la posible apertura del monasterio e insistió en que ahora lo importante debería ser alcanzar un acuerdo que permita "ofrecer a través de la Comarca o del propio Ayuntamiento una visita guiada de calidad, en la que se respete la vida monástica de las Hermanas de Belén -moradoras del cenobio- y en la que se garantice la satisfacción del visitante".

Segunda fase de las obras

Por otra parte, el ejecutivo autonómico aseguró haber alcanzado un acuerdo con la Fundación Caja Madrid para garantizar la ejecución de la segunda fase, que necesita de una inversión de más de tres millones de euros. Las obras pendientes afectan a la mayoría del edificio y, entre ellas, se encuentra la restauración de las dependencias de Doña Sancha, fundadora del templo, la consolidación de los muros y arcos de la nave occidental, la rehabilitación del pozo medieval, la pavimentación del patio exterior, la mejora de la capilla de la Concepción o la sustitución del cubrimiento de la sala Capitular, que actualmente es "la zona que más condiciona la reanudación de las visitas", apunta Vicente.

Desde el ejecutivo aragonés, se reconoce asimismo la importancia turística de este enclave, que antes de su cierre atraía a más de 8.000 personas al año. Sin embargo, se insiste en que "no se van a correr riesgos" y en que la apertura temporal es consecuencia del "compromiso" y el "esfuerzo" de la consejera de Cultura, María Victoria Broto, quien en el transcurso de su primera visita a Los Monegros anunció la "pronta reapertura" del cenobio.

Etiquetas