Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Los industriales piden que no se "premie" a la Manhattan con una nueva licencia

La Federación de Polígonos cree que el reiterado incumplimiento de los horarios debe ser motivo suficiente para que no le concedan el permiso de discoteca, que sí le autorizaría a abrir hasta las 6.30.

"Ni nos alegra ni nos entristece. Lo que no llegamos a entender es cómo ha tardado tanto tiempo en llegar la orden de cierre, porque ha habido un incumplimiento reiterado de la ley durante casi un año y creo que a ninguno de nosotros nos lo permitirían". Esta fue la respuesta que dio ayer la Federación de Polígonos Industriales al decreto firmado por el Ayuntamiento de Huesca ordenando el cierre durante 2 meses de la sala Manhattan, ubicada en el polígono Sepes, tras finalizar la tramitación de algunas de las 50 denuncias que ha recibido en menos de un año por saltarse el límite horario.

Para la Federación de Polígonos, ha habido una "clara omisión" del Ayuntamiento en el cumplimiento de sus obligaciones "que demuestra que no se nos trata a todos por el mismo rasero". En este sentido, opinan que el procedimiento legal para la tramitación de este tipo de denuncias debería ser mucho más ágil para que las denuncias sean de verdad efectivas y disuasorias.

Ahora, los industriales esperan que la desobediencia reiterada de la Manhattan, demostrada desde el primer fin de semana que abrió sus puertas (la Policía Local ya le impuso dos multas por saltarse el horario), sea motivo suficiente para que el Ayuntamiento de Huesca rechace un posible cambio de licencia de discobar a discoteca, que sí le permitiría cerrar a las 6.30. "Sería el premio para una empresa que incumplió la ley incluso antes de abrir ya que no tenía ni licencia de obras", manifestaron con ironía.

Y es que después de las últimas modificaciones del PGOU, la sala Manhattan podría legalizarse como discoteca ya que actualmente sí se contempla que el uso industrial puede ser compatible con el recreativo. Para ello, debería presentar un plan especial que incluya determinadas medidas como, por ejemplo, plazas de estacionamiento, y que se garantice la adecuación de la ordenación y el dimensionamiento del trazado viario de tal modo que sirva al uso instalado, facilite su evacuación y no interfiera con el resto de los usos de la zona.

Los empresarios de los polígonos confían en que no se conceda dicha autorización "porque en el momento en que ya sea una discoteca legal sería un mazazo y entonces sí empezaremos a tener pesadillas". A este respecto, subrayan que en una época en que las empresas de los polígonos están en pleno proceso para lograr las certificaciones de calidad, la excelencia empresarial, la responsabilidad social corporativa o la prevención de riesgos laborales, "tener una discoteca en esta zona va en contra de todo esto".

Por último, destacaron que la presencia de locales de ocio nocturno en las zonas industriales siguen siendo un grave riesgo. "Sin ir más lejos, el último sábado, a la hora de ir a trabajar, había cuatro chicas descalzas en medio de la carretera haciendo auto-stop y porque vienes con los cinco sentidos con el coche porque sino podría ocurrir alguna desgracia".

Federación de Barrios

Por su parte, desde la Federación de Barrios Osca XXI aplaudieron la decisión tomada con la Manhattan por el Ayuntamiento "siempre y cuando también se siga vigilando que los bares del centro también cierren a su hora". Además, insistieron en la necesidad de que se acelere la creación de la anunciada zona de ocio a las afueras "porque los empresarios de los polígonos aceptaron el año pasado soportar las posibles molestias de las dos discotecas durante dos años siempre que el Ayuntamiento las trasladara a esa zona y el tiempo está pasando".

Etiquetas